[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Amanda Knox

opinion

AT-Field  joquendo@elperiodico.com.gt

Bajo una mirada casi inescrutable Amanda Knox decidió sentarse frente a una cámara a contar su historia. Una que fue narrada mil y una veces hace nueve años y por la cual esta joven estadounidense y su novio italiano fueron condenados por el asesinato de la compañera de piso, la británica Meredith Kercher. La pareja fue acusada por la fiscalía italiana de Perugia de haber acuchillado y degollado a la estudiante de intercambio como parte de un juego sexual. Sin embargo, la condena fue exonerada el año pasado. Mientras tanto el caso conmocionó a Italia, Reino Unido y EE. UU. por una cobertura noticiosa amarillenta.

Bajo la dirección de Brian McGinn y Rod Blackhurst, el documental Amanda Knox de Netflix revisa el caso y aunque no ofrece nada nuevo que se haya hablado al respecto, sí rescata valiosos elementos de la investigación. Desde las grabaciones policiales de los peritos que revisan la escena del crimen hasta un análisis detallado de las pruebas que recababa la fiscalía y que fueron rebatidas en el segundo juicio frente a la Corte Suprema italiana. Asimismo los documentalistas conversan con todos los actores excepto con la familia de Meredith.

A pesar de que se sabe el desenlace final desde el principio (la entrevista a Amanda es en su casa de EE. UU.) el documental logra mantener el ritmo trepidante del caso en paralelo a la cobertura mediática. A la vez hay un contraste entre algunas escenas como una imagen del pie de Meredith rodeado de un charco de sangre y la calma absoluta en los ojos de Amanda mientras cuenta cómo la fiscalía la incriminó de la manera más insustancial posible. “A la gente le encantan los monstruos, y cuando tienen la oportunidad quieren ver uno”, dice Amanda al principio.

El documental muestra la manera en la que el amarillismo fue llevando el caso a la gente: con titulares como “Foxy Knoxy” y el morbo desatado por conocer las intimidades de Amanda. Pero más importante aún son todas las fallas que cometen los fiscales e investigadores. Amanda Knox muestra los graves errores de la policía ante la presión internacional por resolver el caso. Exámenes de ADN que no son concluyentes o decirle a Amanda que tenía VIH para que confesara, pero que al final termina con una lista de sus parejas sexuales que se filtra a los medios.

Es bueno, aunque para ser documental de Netflix le hizo falta ahondar en más cosas. Por ejemplo por qué no cuestionar más al fiscal en las cámaras. Ese tono neutro es un poco molesto. Incluso no le cuestiona al periodista Nick Pisa que parece sobrarle un pepino la tarea de confirmar los datos que estaba publicando en su momento. O no ahonda en la vida actual de Amanda. Solo se la ve en Seatle tratando de pasar desapercibida.

Amanda Knox muestra esa presión mediática que crea de la joven un villano, asesino, ninfómano capaz de convencer a su novio de asesinar a una compañera de piso. Esa caricatura que exponen de Amanda los medios alimentados por la fiscalía llega casi al punto de la misoginia. El documental pone a prueba a aquellos que la creyeron culpable y a quienes no sabían nada del caso los dejan decidir. Aunque algo en la mirada de Amanda no deja de ser desconcertante, cierra el fiscal italiano que la sigue creyendo culpable.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Aumenta seguridad en fronteras de Guatemala y México por el ingreso de migrantes

En la Aduana Corinto, algunos hondureños realizan trámite para ingresar a Guatemala de forma regular. 

noticia AFP
Al Attiyah gana la segunda etapa del Rally Dakar

El catarí Nasser Al Attiyah (Toyota) conquistó la segunda etapa del Dakar en categoría de coches, por delante de los dos Mini de Stéphane Peterhansel, nuevo líder de la general, y Carlos Sainz, este lunes entre Bisha y Wadi ad-Dawasir, en Arabia Saudita.

 

noticia Redacción Deportes
Municipal, el rival a vencer

Un repaso a los tres equipos ya clasificados para la ronda previa a la gran final del torneo Apertura 2020. Resta saber quien es el otro, Antigua o Comunicaciones.

 

 

 



Más en esta sección

Exdirectora de la Diaco denuncia difamaciones

otras-noticias

Kamala Harris, la primera mujer en alcanzar la vicepresidencia de EE. UU

otras-noticias

Los Biden, la nueva “primera familia” de Estados Unidos

otras-noticias

Publicidad