[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

El aprendizaje del escritor

opinion

Viaje al centro de los libros

Hace 45 años, Jorge Luis Borges compartió un diálogo con los estudiantes de letras y traducción de la Universidad de Columbia en Nueva York. Estaba a su lado Di Giovanni, su traductor al inglés, y las reuniones fueron grabadas. La aparición de la cinta magnetofónica de sus charlas en 1971 condujo a su transcripción y al libro El aprendizaje del escritor que publicó la Editorial Lumen, y que ahora renueva el interés por el autor argentino.

El método de Borges fue comentar un cuento, poemas y ejercicios de traducción. El cuento fue El otro duelo, que leía Di Giovanni mientras Borges interrumpía para aclarar o explicar su intención, dando a lugar a que los estudiantes lo interrogaran. El ingenioso autor explica la importancia que tienen los personajes en las novelas y su irrelevancia en el cuento, donde lo que importa es la situación. Explica la credibilidad narrativa, que la ficción “parezca real”, y argumenta sobre la posibilidad de sentir las experiencias leídas, que es otra manera de vivirlas, “acaso una aún más profunda”. Sus antepasados vivieron una vida agitada, guerras y degollamiento, de lo que quizá nunca estuvieron conscientes, mientras que el escritor de vida apacible las sintió intensamente. El libro es una apología del lector.

Los estudiantes siguieron atentos la discusión hasta que lo trataron de empujar al debate polémico, a la obra comprometida con las preocupaciones sociales del momento, a lo que Borges respondió: “Pienso que la ficción está siempre comprometida con su tiempo (…). Ustedes tienen una cierta voz, una cierta identidad, una cierta forma de escribir, y no podrían escaparles aunque quisieran. Entonces, ¿por qué molestarse en ser moderno o contemporáneo, si no se puede ser otra cosa?”. Pero más adelante regresa sobre el tema y aclara que la literatura comprometida “se sostiene sobre la hipótesis que un escritor no puede escribir lo que quiere. Para ilustrarlo, déjenme decir –si me permiten una confidencia– que yo no elijo mis propios temas, ellos me eligen a mí”. Y también advierte que “la poesía le es dada al poeta”, y que “las victorias o derrotas son meros asuntos del azar”. El resultado no se predice. Borges cita a Kipling refiriéndose a Swift, “quien se había propuesto enjuiciar a la humanidad y dejó un libro de lectura infantil”.

Los anónimos estudiantes de letras de Columbia tuvieron una experiencia única, que ahora nos comparten en forma de libro, fuera del tiempo y del espacio.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Thomas Urbain AFP
¿Quiénes son los vándalos del Capitolio de EE. UU.?

De dónde vienen los partidarios de Donald Trump, tan embriagados en la retórica del Presidente, que fueron capaces de sembrar el caos en el Congreso estadounidense.

noticia Andrea Carrillo Samayoa / La Cuerda
Justicia a cambio de facturas

#LaDignidadEmancipa

noticia Raúl Barreno Castillo / Colaborador de elPeriódico
Dos mujeres mueren de forma violenta en Xela

Las hermanas Geraldin y Graciela Nohemí Gerónimo Hernández murieron en un ataque armado.



Más en esta sección

Embajada de EE.UU.: elección de magistrados debe ser legítima y transparente

otras-noticias

Acción Ciudadana presenta amparo contra resolución de Sala que favorece a Moto

otras-noticias

Sala otorga amparo para que Mynor Moto tome posesión como magistrado de la CC

otras-noticias

Publicidad