[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Zozobra

opinion

follarismos

No sé si este título sea el mejor para expresar el desasosiego y la pesadumbre que estrangulan mi garganta a la hora en que escribo. El jueves catorce tenía el deseo de evocar para hoy la feliz coincidencia de dos celebraciones que tuvieron lugar en la misma fecha: el aniversario de la Revolución Francesa y la inauguración de la Feria del Libro de Guatemala (FILGUA). Sin embargo, antes de concluir el día –como sucede a menudo en la vida–, otros sucesos vinieron a empañar mis buenas intenciones: el ataque terrorista acontecido en Niza, con un saldo de más de ochenta muertos, y el descubrimiento que hice en YouTube de un escabroso DVD que muestra en detalle el linchamiento, en un pueblo de Suchitepéquez, de una niña de catorce años, hecho del cual, aunque sucedió hace un año, no tenía conocimiento.

Casi imposible conciliar el sueño durante la noche, no solo a causa de las noticias que hablaban de lo acontecido en Francia, sino sobre todo, debido a la espantosa visión –que no logro aún arrancarme de los ojos– de una muchachita vapuleada y quemada viva a manos de una turba exaltada que la acusaba de sicaria. No era una turba de fanáticos musulmanes, no señor, sino que eran niños, mujeres y adultos guatemaltecos –la Policía habló de más de mil–, que gritaban y aplaudían eufóricos, mientras la víctima se retorcía en el suelo envuelta en llamas. He de confesar que nunca en mi vida vi algo tan salvaje, tan atroz, tan desgarrador. En la ciudad, todos hemos oído alguna vez sobre linchamientos, pero son cosas lejanas y abstractas, como si sucedieran en Irak o Ucrania. Si llega usted a ver ese DVD que le cuento (el que busca…pues encuentra), créame: algo dentro de su corazón y de su mente va a removerse, porque allí está plasmada, en toda su desnudez, una parte de lo que somos, una parte de nuestras ansias inconscientes de venganza y de justicia mezcladas, una expresión de las taras ancestrales que arrastramos y de lo que hemos llegado a ser como colectividad y como país que se permite eliminar a sangre y a fuego, impunemente, a más de quince seres humanos cada veinticuatro horas.

Y está lo de Francia. Los franceses y el mundo estamos horrorizados. Lógico. ¿Quién comprende la locura, la imprevisibilidad del extremismo musulmán? Y sin embargo, no hay que ser demasiado inteligentes para recordar que todo empezó hace algunos años con una banda de fanáticos cristianos (convertidos ahora en genocidas célebres) llamados Bush, Blair y Aznar, que bajándose los pantalones a cambio de ciertas prebendas ante el poderoso consorcio militaro-industrial norteamericano y sus políticas de descarado intervencionismo para controlar las fuentes de petróleo del mundo, encendieron una mecha que no hay ya quién la apague. El extremismo musulmán fue creado y financiado por esas potencias que, desde su petulancia y estupidez, desde la lógica profunda que las anima y que no es otra que la globalización de los capitales financieros para acumular más riquezas en detrimento de los intereses de los pueblos y de las personas, están haciendo que el mundo retroceda a una especie de feudalismo ideológico y social que nos conducirá –como ya está sucediendo– a una nueva época de nacionalismos y de cruzadas en las que, por supuesto, los muertos serán siempre los mismos.

Así las cosas, ¿qué hacer? No veo otro camino para enfrentar la barbarie y superar la manipulación y el embrutecimiento programados que el Gran Capital impone a los ciudadanos del mundo, más que el cultivo del saber y de la cultura a través del pensamiento y la lectura. Ir a FILGUA. Comprar libros. Leer. Enamorarse del conocimiento, de la Historia y de las historias, ampliar los horizontes de la imaginación, extender la conciencia de lo real, educar la sensibilidad de las emociones, cultivar la pasión hacia la vida y hacia los demás, desarrollar la curiosidad por lo diferente. ¡Leer, en suma, es cesar de creer que Facebook o Twitter, por ejemplo, son el único camino para escapar de la incomunicación que esta sociedad impone a los cerebritos que se pasan el día oliéndose mutuamente el ombligo y los pedos mientras el mundo, allá afuera, respira y se mueve!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Por Ana Lucía González
Anulan concurso para adquirir 15 millones de mascarillas de algodón reusables

Se prescindió del evento argumentando limitación de oferentes para participar.

noticia FERDY MONTEPEQUE elPeriódico
Exfuncionarios del TSE son sindicados de alterar datos de sistema informático

El exdirector de Informática Gustavo Castillo manifestó ayer que todas sus acciones fueron del conocimiento de los magistrados del TSE, contra quienes no se descarta solicitar antejuicios.

 

noticia AP/DPA/AFP
Millones de mujeres protestan contra Donald Trump en el mundo

La marcha central de Washington comenzó a gestarse en la madrugada del 9 de noviembre, tras la victoria electoral del republicano.



Más en esta sección

Fiscal general de EE. UU niega que exista evidencia de un fraude electoral decisivo

otras-noticias

Inauguran feria de Pinabete para temporada Navideña

otras-noticias

IRTRA abrirá sus parques y anuncia tres nuevas atracciones

otras-noticias

Publicidad