[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Lectura nacional (4)

opinion

Viaje al centro de los libros

La obra literaria de Guatemala es realmente nutrida, considerando que somos una miniatura de país, repleta de habitantes con pocas letras. Yo elegí apenas una decena de autores para cinco siglos, y me asombra la cantidad. Los genios no se dan en montón ni las luminarias se repiten con tanta frecuencia. Creo que con leer a estos pocos recomendados cualquier guatemalteco podría tener una buena idea de lo que significa la oscura clasificación de nuestra literatura nacional. Diez autores es mucho, considerando que en nuestro país la mayoría no puede leer, y quienes sí aprendieron no lo acostumbran. Y tampoco es un reto extraordinario para nadie, porque bastaría con unas escasa semanas de lectura en los ratos de ocio para completar la tarea. 

Admito que clasificar en literatura es un atrevimiento, porque no tiene mucha lógica hablar de literatura nacional, o de femenina, o de autores chaparros o rencos.  Literatura es algo que sucede, que emana de la obra. El autor no es importante porque muere, aunque la obra también, pero la sensación se extiende un poco más o se extingue antes que el autor. La costumbre de clasificar es una pérdida de tiempo, un jugueteo inútil, pero igual lo hacemos por esa costumbre de vivir arrimados, como ganado en potrero.   

El vicio de la lectura no es un asunto de muchos, porque para la mayoría existen otras tentaciones. Sin embargo, en Guatemala hasta tenemos escritores para escritores, clubs de cuates, vínculos de minorías donde la escritura es lo relevante y no la lectura. Escribir y leer son dos animales diferentes. Nosotros tenemos hasta escritores que no leen, o se niegan a leer a quienes les precedieron, porque sienten que ya los superaron o temen descubrir lo opuesto.   Recuerdo a una jovencita que ganó un premio de poesía a quien tras recibir el lujoso galardón se le hizo la dudosa consulta sobre sus autores favoritos de siempre, como si fuera posible responder tal cosa, dado que las preferencias varían con el tiempo. La poeta premiada no era tan muchacha y respondió que no acostumbraba leer a otros para que no la influyeran. Amén de las múltiples veces que he escuchado a los inquietos “autores jóvenes” con canas, rechazar a los autores que vengo recomendando, porque según su entender huelen a naftalina. Cren que el mundo arrancó con ellos y terminará con ellos.

Pero en fin, el décimo autor a mi juicio es Luis de Lión con su novela póstuma El tiempo principia en Xibalbá. Pero por andar discurriendo me he quedado sin espacio, así que continuo y cierro la próxima semana con mi opinión.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
FECI y Alianzas por las Reformas se unen a amparos contra resolución de Sala que favoreció a Moto
noticia Europa Press
Obama avisa que “la historia recordará” la violencia en el Capitolio originada en las “mentiras” de Trump

“Nos toca a todos, como americanos, apoyar al presidente electo Joe Biden en el objetivo de restaurar el propósito común de nuestras políticas”, ha concluido.

noticia AFP
El patrimonio vuelve a México: Alemania devolverá piezas arqueológicas

Dos ciudadanos alemanes acudieron a la embajada mexicana en Berlín para restituir las piezas en manos de sus familias.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

La academia de “amazonas” de Gadafi, reconvertida en parque

otras-noticias

Jueces denuncian hostigamiento mediante denuncias sin fundamento

otras-noticias

5 Minutos

otras-noticias

Publicidad