[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

El rock de Maná

opinion

MondoSonoro

Maná advierte siempre que es una banda de rock. Pero cuando uno escucha sus discos esas palabras se desvanecen para dar lugar a una banda pop. Por lo mismo no se extrañe que su nueva placa, Cama incendiada, haya sido halagada por Alejandro Fernández. Sin embargo, en vivo, se retoma la idea de grupo rockero porque en efecto, buscan sonar a rock además de aparentarlo, como fue posible ver y escuchar el pasado miércoles 25, en Paseo Cayalá, como parte de su gira mundial.

Después de causar suspenso con el fondo de un desierto solar, el grupo abrió a ritmo pegajoso con toques latinos con La Prisión, para dar paso a un repertorio que mezcla los éxitos y lo nuevo. Acá se escuchó Corazón espinado, donde Sergio Vallín, el guitarrista se vio forzado a invocar a Carlo Santana, le siguieron, Adicto a tu amor, Eres mi religión, su rendición a Chico Mendes, el ecólogo comprometido con la amazonia que fue asesinado con la canción Cuando los ángeles lloran, Mi verdad, Me vale y En el muelle de San Blas, por mencionar algunas.

Hay varios componentes que hacen notar que Maná no es precisamente para hipster pero tampoco para conocedores. Porque por un lado pueden evocar el funk, el reggae, la salsa si se quiere, pero nunca dará su paso para hacer experimentaciones, y mejor opta por refugiarse en José Alfredo Jiménez con El Rey (sí todos las cantan). En cuanto a rock, Vallín es de los que en su solo se libera y parece evocar el espíritu guitarrero de un Slash. Sí, martillea las cuerdas para aumentar su velocidad y hace riffs profundos, pero todo en corto, breve, porque el público del grupo no aguanta más estridencias. Lo mismo, Alejandro González el batería realiza su solo, sobre una tarima que aumenta su altura, en el que busca mostrar juegos inteligentes, fluidos y contundentes, incluso con el doble pedal. Con ello recuerda a Paco Sery al tocar de espalda sin caer en el show de un Buddy Rich o de un Joey Jordison. Lo que no sabe González es que muchos de los presentes aprovechan el momento para platicar.

En suma, es un concierto que cubre distintos temas, de hecho el grupo resulta inclusivo no exclusivo, pero ciertamente quiere ser más rock que pop, y esa ambigüedad que maneja, más un coqueteo al mariachi por ahí, les permite convocar y acoger a públicos tan amplios como variados.

mondosonoro2003@yahoo.com.mx

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Test PCR: confusión de normas, guerra de precios y mercado negro

Según un estudio de la empresa de seguros April, una prueba PCR puede costar unos US$188 en Estados Unidos, US$307 en el Reino Unido y hasta US$426 en Japón.

noticia AFP
Zidane da negativo al COVID

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, asistirá al partido del sábado en Pamplona contra Osasuna al haber dado negativo en un test PCR, después de haberse aislado por estar en contacto con una persona contagiada de covid-19, indicó el viernes una fuente cercana al club.

 

 

noticia AFP
Pompeo: la protesta violenta es intolerable tanto en casa como en el extranjero


Más en esta sección

La acusación contra Trump será enviada al Senado de EE.UU. el lunes, dice líder demócrata

otras-noticias

Alemania detecta primer caso de variante brasileña de COVID-19

otras-noticias

Congreso convoca a profesionales para elección de magistrados a la CC

otras-noticias

Publicidad