[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Arkham Knight

opinion

AT-Field

De niños quién no quiso ser Batman, incluso ya de adultos habrá uno que otro que quisiera ser el justiciero de la noche. Desde el lanzamiento del Detective Comics no. 27 en 1939, los fanáticos del superhéroe de la DC esperaron 47 años para poder controlar al personaje en un videojuego. Pero desde ese 1986 a la fecha, la última entrega de la trilogía Arkham –y con la precuela de Origins– completa un arco que permite meterse en la piel de Batman.

Lanzado hace un par de meses, Batman: Arkham Knight es quizás uno de los juegos de open world –que permite explorar una atmósfera en lugar de ser una sucesión de pantallas y niveles con espacios definidos– que más aprovecha los motores gráficos de las consolas de octava generación, en particular el PS4. El resultado es una Gótica mucho más grande que sus antecesoras, cuyo juego de luces y sombras la convierte en un espacio donde reina el caos mientras Batman sobrevuela los edificios por la noche. Algo que llama la atención de Arkham Knight frente a Origins es que el juego lo obliga a uno a volar de un edificio a otro o a conducir el batimóvil por la ciudad, en lugar de transportarse de un punto a otro, pero no solo eso, sino que también permite al jugador terminar algunas misiones que requieren que las calles se recorran.

En cuanto al gameplay como tal, el jugador retoma a un Batman maduro, con más experiencia, mientras el sistema de combate permanece similar al de sus antecesores con esa capacidad de fluir entre 20 matones dando golpes por todas partes. Y la interfaz entre la selección de misiones, las mejoras de combate y el uso de gadgets ha sido actualizada. Entre los grandes cambios está la presencia del batimóvil, que de alguna manera se vuelve uno de los protagonistas del juego al formar parte en el desarrollo de las misiones o para navegar por Gótica.

Arkham Knight ofrece casi 25 horas de juego entre misiones y la historia que se desarrolla, aunque carece de cierta dificultad cuando Batman es prácticamente invencible. Ahí se incluyen situaciones como destruir tanques, detener robos de bancos y enfrentarse a los grandes supervillanos. Solo los primeros cinco minutos del juego crean el ambiente de todo lo que vendrá después, que no deja de asombrar.

joquendo@elperiodico.com.gt

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE/AGENCIAS/Univision
Florida bate su marca de casos de COVID

Según reporte del Departamento de Salud de EE. UU., ayer este estado registró 21 mil 638 nuevos casos de afectados por el virus.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
MP allana bodegas y sede de empresa que vendió pruebas falsas al MSPAS

El Ministerio de Salud adquirió a Kron Científica e Industrial S.A 30 mil pruebas falsas para detectar el nuevo coronavirus por Q7.3 millones.

noticia AFP
Gobierno y oposición inician nuevo diálogo para resolver crisis de Venezuela


Más en esta sección

Presidente de Argentina renueva gabinete tras crisis de gobierno

otras-noticias

Capturan a militar retirado vinculado a la masacre de las Dos Erres

otras-noticias

Gas propano tiene un alza del 10 por ciento

otras-noticias

Publicidad