[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Cifuentes

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Durante los meses previos al destape del escándalo, Cifuentes –al igual que sus colegas– sufrió un desgaste maldito por el que hoy ni loco volvería a someterse. Mucho menos “en nombre de la Justicia” ni “por el bien de la patria” y demás entelequias similares de las que ahora aprendió a tomar distancia.

 

Las jornadas de vértigo, las horas extra, los desvelos, los litros de café, las ojeras, el agobio, la paranoia, los ansiolíticos, los reclamos de la esposa, el distanciamiento con los hijos, los sábados sin fut, los domingos sin paseo…

 

“Tanto fajarse para que los resultados obtenidos a la fecha palidezcan así, pírricos e incompletos”, se repite a sí mismo el detective Cifuentes. Tantas colas machucadas por el peso de la evidencia, pero escabullidas aún de su merecida sanción. El desasosiego que le palpita dentro transmuta ora en impotencia, ora en hondo rencor.

 

Mientras tanto, desde los altos mandos de esta mal llamada “institucionalidad”, el curso de los acontecimientos pareciera apuntar al reacomodo. Al rancio conservadurismo. Al cínico abandono. A la mediocridad.

 

Así, los titiriteros en esta deplorable puesta en escena parecen, todos, alineados a favor de taparle el ojo al macho y dejar las cosas como están. Mejor así, piensan. Claro: mejor para ellos. ¿Baldetti? Bien, gracias. Ahí, de retiro, gestionando desde casa los negocios. Como si nada.

 

¿Pérez Molina? A salvo aún de señalamientos pese a haber sido mencionado explícitamente, en las llamadas interceptadas, como “el presidente” (!) o “el número uno” (!!).

 

¿El gabinete? ¿El Congreso? ¿Las cortes? Ripio. Basura. Mierda.

 

>lacajaboba@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jorge Mario Rodríguez
Los cambios deben ser estructurales

La situación no puede ignorarse.

noticia Rodrigo Estrada restrada@elperiodico.com.gt
Señalado de acoso trabajó en un colegio
noticia Editorial
Juzgamiento de crímenes de lesa humanidad en Venezuela


Más en esta sección

Live At The Cheetah

otras-noticias

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

Publicidad