Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Opinión

El centenario de la Asociación de Estudiantes Universitarios –AEU- 1920-2020 (XII parte).

“Mientras haya pueblo, habrá Revolución”. Oliverio Castañeda de León.

Fecha de publicación: 01-08-20
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

El General Mauro de León, era el primer designado a la Presidencia, antes de aceptar su nominación como miembro del gabinete de gobierno. Se valieron de esta situación para que el Congreso de la República eligiera al Lic. Baudilio Palma, quien era el segundo designado y favorito del enfermo Presidente Chacón. Se afirma en una comunicación de la embajada estadounidense al Departamento de Estado, que el Jefe de la Policía, Herlindo Solórzano tiene el control de la ciudad de Guatemala. En la comunicación se dice que Solórzano tiene reputación de ser muy cruel e inescrupuloso. El 13 de diciembre de 1930, el diplomático W. J. McCarferty, reporta al Departamento de Estado por medio de un telegrama que el gobierno del Presidente interino, Baudilio Palma tiene control completo de la situación del país. Ese mismo día, los diplomáticos estadounidenses reportaban que la Asamblea Legislativa habían hecho un pronunciamiento al Pueblo de Guatemala en relación a la enfermedad del Presidente de la República, General Lázaro Chacón y la de su substituto interino, Lic. Baudilio Palma. En el Dispatch No. 237 se adjunta el reclamo del Primer designado a la Presidencia de la República, General Mauro de León, por no haber sido designado dirigido al Departamento de Estado. En otro oficio fechado, ese mismo día,  se reportaba, en relación  al período de los designados a la Presidencia de la República. El 15 de diciembre de 1930, el Presidente interino de la República citó a una reunión al Cuerpo Diplomático acreditado en Guatemala. Un día después, la embajada de los Estados Unidos de América informaba al Departamento de Estado que el Ejército de Guatemala se encontraba dividido y que creían prudente el envío de barcos de guerra a los puertos, tanto al Océano Pacifico como al del Atlántico. El 16 de diciembre de 1930, los diplomáticos de la embajada del coloso del norte, enviaron un reporte de la situación política en torno a la elección del Licenciado Baudilio Palma y elaboraron un informe al Departamento de Estado sobre el derrame cerebral que había sufrido e incapacitado al Presidente de la República, General Lázaro Chacón.  Se indica que ocho médicos han firmado una constancia médica en la que lo declaran “incapacitado”. Se mandó un Memorándum de Mr. De Lambert, de la legación en Guatemala al Departamento de Estado, a su División de Asuntos Latinoamericanos al señor Mr. Thurston. Este funcionario pide aclaración sobre la forma como funciona de acuerdo a la legislación guatemalteca el tema de los designados a la Presidencia de la República. En esa comunicación se dice que el General Mauro de León puede ser visto como probable asociado al General Jorge Ubico Castañeda. La presión del cargo  y las vicisitudes del devenir político y económico de la nación y del desarrollo de la crisis mundial cobra otra víctima más, en la salud y la vida del General Lázaro Chacón que saldrá del país para ser tratado en los Estados Unidos de América en donde fallecería en el año de 1931.