Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Opinión

El centenario de la Asociación de Estudiantes Universitarios –AEU- 1920-2020 (IX PARTE).

“Mientras haya pueblo, habrá Revolución”. Oliverio Castañeda de León.

Fecha de publicación: 11-07-20
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

Como puede ser constatado, ya las relaciones entre la Embajada de los Estados Unidos de América y las autoridades superiores de la Universidad eran “cordiales” e “informativas”. El encargado de negocios interino de esa legación, Hawks, dice haberle pedido al Secretario de la Universidad, José González Campo mantenerlo informado sobre el desarrollo de los acontecimientos con relación a los conatos de Huelga Universitaria y le expresó lo penoso que sería el acontecimiento de la manifestación en la precisa llegada del nuevo embajador de su país a Guatemala. González Campo le ofreció informarlo cuando tuviera datos definidos y ofreció persuadir a los estudiantes, con quienes dijo mantener relaciones amistosas para que no realicen la protesta. El 26 de marzo de 1930, Mr. Hawks manda un oficio de suyo importante. Reporta sobre la elección de los designados a la Presidencia de la República electos por la Asamblea Nacional Legislativa. En su orden, como primer designado fue electo el General Mauro De León, como segundo, el Licenciado Baudilio Palma y como tercer designado, el Coronel Luis Chacón para el año en curso y siguiente. Esta cuestión será clave para entender los sucesos de la última quincena de diciembre de 1930. Los anteriores personajes sustituyendo al General Rodolfo Mendoza, Coronel Arturo Ramírez y Licenciado Antonio Rivera Peláez, respectivamente. Hawks informa a sus superiores del Departamento de Estado, que el General Mauro de León es el Comandante del Fuerte de San José, que domina a la capital de la República y  que se cree leal al Presidente Chacón, aunque algunas personas dicen que en caso de problemas serios traicionaría al Presidente de la República y estaría al lado del General Jorge Ubico Castañeda. El Licenciado Baudilio Palma, que fuera Ministro de Hacienda y Crédito Público, era miembro del Partido Liberal y uno de los fuertes soportes del Presidente de la República. Aunque él mismo tiene ambiciones presidenciales, según Hawks, no es lo suficientemente fuerte políticamente para ser un candidato en serio. El Coronel Luis Chacón, anterior Ministro de Fomento y en la actualidad Comandante de la Guardia de Honor, es considerado uno de los pocos hombres que se mantendría leal al Presidente de la República, pase lo que pase. Es cierto que el gobierno del General Lázaro Chacón fue acusado de endeudar al país, que la corrupción alcanzó niveles insospechados y que también se realizaron y concluyeron obras monumentales como el Ferrocarril Nacional de Los Altos y la hidroeléctrica de Santa María y los proyectos de vivienda obrera en la capital de la república. No obstante, queda claro que el General Chacón no era culpable de la crisis mundial capitalista que afectaba en ese momento al país, pues el descalabro de las exportaciones de café y de bananos más bien obedecía a la caída estrepitosa de la demanda externa, ante la quiebra del sistema bancario y financiero mundial, sucedido en Wall Street, que afectaba directamente a los consumidores de los países socios comerciales de Guatemala. Se le imputaba los cargos de corrupción y de gasto exagerado y sin impacto en los sectores más pobres de los guatemaltecos. El aciago año de 1930 estaba por celebrar la Huelga de Dolores y desde luego los estudiantes ya estaban en preparativos políticos y festivos.