Lunes 10 DE Agosto DE 2020
Opinión

Entendiendo la desigualdad

Los políticos con ayuda de testaferros, se han vuelto proveedores del gobierno, ganando licitaciones de forma anómala.

Fecha de publicación: 23-06-20
Por: Federico Bauer Rodríguez

Un tema que los activistas, comunicadores y pseudo intelectuales de izquierda, es el tema de la desigualdad material entre los miembros de nuestra sociedad.

Según algunos de ellos “la desigualdad causa pobreza”, esta aseveración es tan falsa como pensar que los hospitales causan enfermedades; el análisis de ellos confunde las causas con los efectos.

La pobreza en una sociedad causa desigualdad, violencia, desnutrición, etc. pero la desigualdad no es el problema, sino el sistema económico que rige en dicha sociedad.

Me explico: en nuestra patria no tenemos una economía ni remotamente libre, los grandes actores privados, como los miembros del CACIF, mantienen una estructura colonialista y muchos de ellos operan bajo el esquema Mercantilista, o sea economía de privilegios, que los políticos les han estado vendiendo desde hace siglos.

Por su lado, los políticos con ayuda de testaferros, se han vuelto proveedores del gobierno, ganando licitaciones de forma anómala.

La izquierda coincide con los liberales en pedir igualdad ante la ley, pero siempre están cabildeando con el fin de conseguir ventajas para sus grupos de apoyo.

A la izquierda no le molesta la corrupción siempre que los salpique, y vaya que los ha salpicado con creces; los responsables del conflicto armado interno causaron daños a la vida, libertad y propiedad de civiles, pero nunca han pagado un centavo en calidad de justa reparación.

Actualmente, la retórica de la izquierda sobre la desigualdad, no solo polariza nuestra sociedad, sino también ahuyenta inversiones, lo cual explica  la economía informal tan alta.

En un sistema de Economía Libre los empresarios crecen su patrimonio a una tasa superior a la de sus trabajadores, pero muchos de ellos quiebran, mientras dichos trabajadores gozan de salarios y otros beneficios.

La razón por lo que se abre la brecha, es porque los empresarios exitosos (la minoría) ahorran un porcentaje alto de lo que ganan; este ahorro se convierte en inversión generando salarios, impuestos y posibles utilidades adicionales.

Keynes le llamaba la “propensión marginal al consumo”, en referencia a que los estratos de menores ingresos tienen que consumir todos sus ingresos para sobrevivir, mientras los empresarios ahorran e invierten, ampliando la brecha.

Esta inversión incrementa el tamaño de la economía, beneficiando a todos los miembros de la sociedad.

En Suiza hay 250 personas con patrimonio superior a US$500 millones, en Alemania 430, en Canadá 270 y en Singapur 100, para poner ejemplos. En estos países el 10 por ciento más pobre tiene un ingreso superior al promedio de todos los habitantes de los países menos libres. En estos países hablar de desigualdad no tendría audiencia.