Lunes 1 DE Junio DE 2020
Opinión

Legado histórico del presidente Giammattei

“Por sus frutos los conoceréis. MATEO 7:15’20”

Fecha de publicación: 23-05-20
Por: Danilo Parrinello

El doctor Alejandro Giammattei Falla, Presidente Constitucional de la República, aunque los perdedores de siempre se lo regateen, pasará a la historia como el mandatario que tuvo que enfrentar la pandemia COVID-19 en su periodo y hacer ese trabajo con las grandes dificultades y carencias que resultan de tener un precario sistema de salud. Por supuesto que eso no se le puede atribuir a su gestión ya que se estaba “estrenando” como Presidente cuando surgió este terrible problema  sanitario. Y es que nuestro sistema de salud pública, digan lo que digan, ha estado cuasi abandonado y no se había previsto, durante los últimos treinta años, cómo atender una tragedia tal como la que estamos viviendo. Que la superaremos, la superaremos, con graves pérdidas de vidas y con una terrible situación económica, a pesar que Guatemala y Colombia tenían las dos economías más sanas de Latinoamérica, le pese a quien le pese, con esta situación aunque se esté bien su crecimiento económico será mínimo, si es que lo hay. El sobreponernos a la pandemia, por difícil que sea, se logrará y ese logro lo cosechará el presidente Giammattei y su equipo de gobierno.

Pero la vida continuará y el Presidente podría dejar un legado para las próximas generaciones con lo que se le recordará no solo por haber gobernado en la época de la mayor pandemia de los últimos cien años. Propongo dos empresas que serán de beneficio de toda la población y ambas están íntimamente ligadas a la salud.

Primera: El Presidente y su gobierno podrían poner como prioridad el rescate del lago de Amatitlán. Es una empresa, cara y complicada pero que hará pasar a la historia a quien lo haga como uno de los más grandes de este país. Por supuesto, no se hará con “agüita éramos idiotas. Es tarea difícil que implica un trabajo con los mágica” como la de aquella desvergonzada que creyó que todos alcaldes del Departamento de Guatemala, para que el lago no sea el basurero de desechos sólidos y líquidos que hoy  son los grandes contaminadores. Es una empresa cara que requiere ingentes recursos económicos, pero allí se debiera recurrir a la cooperación internacional y puedo asegurarles que para ello habrá recursos económicos y humanos. Se podría contar con Noruega, Reino Unido, Alemania, Israel, Japón y Taiwán. Qué ganaríamos con salvar el lago, primero tener un gigantesco reservorio que solucionaría para siempre el problema del agua en la ciudad capital y los municipios adyacentes. Además un gran atractivo turístico interno e internacional. Pensemos ¿qué no daría Israel o Las Vegas por tener un lago como Amatitlán? Piénselo un par de minutos.

La segunda gran empresa que sería un legado que todos le agradeceríamos, es  lograr por las buenas o por las malas o sea por “huevos o por candelas”, el bajar el precio de las medicinas en el país. Nadie se explica ¿por qué en México los medicamentos cuestan menos de la mitad que en Guatemala? Pero aún hay más, en España cuestan la cuarta parte que aquí. Hay que recordar que mueren más guatemaltecos por no poder pagar las medicinas que por el COVID-19.

P.S. Señores de la CC por dignidad ¿cuándo concederán el arresto domiciliar a los ancianos retenidos en el Centro Médico Militar?