Domingo 5 DE Abril DE 2020
Opinión

Reelección de Almagro como Secretario General de la OEA

Fecha de publicación: 23-03-20
Por: Editorial

El viernes pasado, en Washington, EE. UU., la 54ª Asamblea General Extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA) reeligió a Luis Leonardo Almagro Lemes, como Secretario General de la OEA, para un segundo período de funciones de cinco años, contado a partir del 26 de mayo de 2020.

La candidatura de Almagro, excanciller de Uruguay durante el mandato presidencial de José Mujica, fue propuesta por el gobierno de Colombia, con el respaldo de los gobiernos de EE. UU., Brasil, Canadá, Guatemala, El Salvador, Paraguay, Honduras, Costa Rica, Panamá, Perú, Ecuador, Uruguay, Venezuela y Chile, en tanto que la candidatura de la ecuatoriana María Fernanda Espinosa Garcés, excanciller de Ecuador bajo la presidencia de Rafael Correa, fue postulada por los gobiernos de Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas, con el respaldo de los gobiernos de México, Argentina, Nicaragua y países de la Comunidad del Caribe (Caricom). Almagro obtuvo 23 votos, en tanto que Espinosa sumó 10 votos, de un quorum de 33 países miembros (de 34), por lo que Almagro obtuvo más de los 18 votos requeridos por los estatutos.

Como se recordará, el 26 de mayo de 2015 Almagro sustituyó al chileno José Miguel Insulza Salinas, exministro del Interior de Chile, quien ocupó la Secretaría General de la OEA durante dos períodos y cuya ejecutoria fue muy cuestionada, especialmente debido a su actitud complaciente con los abusos de los regímenes que abrazaron el Socialismo del Siglo XXI (Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador, Ortega en Nicaragua, Morales en Bolivia, Colom en Guatemala, Zelaya en Honduras, Lula en Brasil y Kirchner en Argentina).

Durante su gestión, el secretario Almagro jugó un papel importantísimo en la denuncia abierta contra las dictaduras castrista en Cuba, chavista de Nicolás Maduro en Venezuela y sandinista de Daniel Ortega en Nicaragua, por violación de los derechos humanos y de los principios democráticos, así como en la denuncia del escandaloso fraude electoral perpetrado por el régimen populista totalitario de Evo Morales en Bolivia (2019), la cual fue determinante para que Morales renunciara y abandonara, por voluntad propia, el cargo de gobernante.

Dichas actitudes firmes e inequívocas de Almagro le han valido un fuerte rechazo y hostigamiento por parte de los regímenes de Andrés Manuel López Obrador en México y de Alberto Ángel Fernández en Argentina, quienes se han constituido en adalides del “progresismo” regional.

La embajadora de México ante la OEA, Luz Elena Baños, rechazó la “patética” reelección de Almagro y le demandó que la OEA “vele por la igualdad jurídica de los estados y respete la no intervención en los asuntos internos”, sin reparar en los mandatos incorporados en la Carta Democrática Interamericana de la OEA. Por el contrario, el presidente de Colombia, Iván Duque, elogió el trabajo del secretario Almagro al afirmar que “ha hecho una defensa irrestricta de las libertades y los valores contenidos en la Carta Democrática Interamericana; y, además, ha avanzado en muchísimos frentes entre todos los países miembros”.