Lunes 25 DE Mayo DE 2020
Opinión

A medio siglo de la publicación de La Patria del Criollo (II parte)

…el libro de autor guatemalteco que, a juicio de ellos, fuera el más significativo, de entre los aparecidos en los últimos dos o tres años, y una mayoría me señaló su libro La Patria del Criollo.

Fecha de publicación: 22-02-20
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

En su visita, en 1973 a la Universidad de San Carlos de Guatemala –USAC– le fue entregado al Director de la Revista Nueva Sociedad, Alberto Baeza Flores –ABF– el libro editado por la Editorial Universitaria Guatemalteca y que estaba constituyendo un éxito más allá del campo estrictamente científico: La Patria del Criollo, Ensayo de interpretación de la realidad colonial guatemalteca por el doctor Severo Martínez Peláez. Posteriormente, en su número 10, de Enero-Febrero de 1973, páginas 68-75; se publicó una entrevista titulada “Las Raíces de la Sociedad Guatemalteca, el Indio y la Revolución” realizada por el mencionado Director al Maestro Severo Martínez-Peláez. Dice Baeza Flores que “La obra del Dr. Martínez Peláez indaga el fondo económico del desenvolvimiento colonial guatemalteco, analiza los pueblos de indios y las rancherías de las haciendas y el vasto escenario rural donde la vida de la colonia revela todo lo que en ella hubo de traumatizante. Ha sido calificado de libro científico y (Martínez, EAVC) Peláez presenta a un tipo de Historia en que no hay amor por el pasado, sino urgencia de entenderlo para superarlo. Ha sido llamado el libro, también, una Historia en función de futuro. Y le pregunta a Severo, diciéndole: ‘En mi reciente viaje a Ciudad de Guatemala pregunté en la Universidad de San Carlos y a estudiosos, catedráticos e intelectuales, por el libro de autor guatemalteco que, a juicio de ellos, fuera el más significativo, de entre los aparecidos en los últimos dos o tres años, y una mayoría me señaló su libro La Patria del CriolloEnsayo de interpretación de la realidad colonial guatemalteca, editado por la Editorial Universitaria de Guatemala en abril de 1971. Este interés advertí que era muy vivo entre los jóvenes, entre los estudiantes y estudiosos de Guatemala. Al parecer el libro no se ha quedado en el nivel de los especialistas –sociólogos, historiadores, economistas, politólogos, etcétera–, sino que ha interesado también a otras capas de lectores. Usted, en el Prólogo anticipa algunas de las razones que encuentro pueden haber movido a este interés: el paso hacia adelante que ha dado usted en la interpretación de lo guatemalteco; el adentramiento en la estructura social de la colonia, en sus fenómenos básicos, y en los factores económicos determinativos o de influencia significativa; la objetividad, el valor, el rigor con que ha explicado realidades sociales, económicas, históricas de Guatemala y las limitaciones que ha puesto en descubierto de lo que ha llamado la patria criollista; la búsqueda, a través del análisis científico, de las raíces de la sociedad guatemalteca. Quisiera que nos hablara de la gestación de su libro, de su trabajo en él y de cómo definiría usted la intención y el alcance de La Patria del Criollo y a qué atribuye usted este interés que yo diría que ha sobrepasado el nivel estrictamente científico y ha ido, además, hacia otros núcleos de lectores”. Para el momento de la entrevista, ya La Patria del Criollo se había convertido en un best seller. La primera edición de 3 mil ejemplares se agotó del 31 de agosto de 1970 a abril de 1971, mucho por la alta demanda que generó, tomando en cuenta el reducido mercado de libros, de entonces y de hoy. En la próxima entrega leerá lo que el Maestro Martínez Peláez respondió.