Viernes 21 DE Febrero DE 2020
Opinión

Símil entre los filmes “Joker” y “Parásitos”

Si bien los filmes como otras expresiones de arte reflejan lo que hay detrás de las desigualdades sociales, lo cierto es que reflejan el malestar de las mayorías abandonadas.

Fecha de publicación: 14-02-20
Por: Fernando González Davison

Los títulos de estos filmes galardonados no se refieren al comediante oscuro que nos desgobernó acá con una banda de parásitos que se aprovecharon del erario público junto a sus familias. Se daban cuenta que promovían la tragedia para millones de guatemaltecos desnutridos en la pobreza extrema y no les importaba. La pobreza puede llevar a la locura y se debe corregir la situación social actual, como pueden corroborar los filmes indicados. Acá hemos tenido bromistas parásitos por décadas –como algunas familias “de abolengo” que tienen bajo su control la Cancillería, así como otros nuevos ricos uniformados y narcos que lo hacen en las aduanas, puertos y aeropuertos y obra pública opaca–. En este artículo los filmes visualizan a los parásitos que hay en EE. UU. y Corea del Sur, ejemplos de un capitalismo salvaje, que tiene también postrados a millones de sus conciudadanos en la abismal paranoia por el abandono donde viven.

Las dos películas ciertamente levantan ampollas y son impropias para los cánones sociales cuando se observa que en ambas está el abismo de las clases sociales y una fuerte crítica a la desigualdad social. Sus directores han hecho los filmes de una manera magistral. Son comedias negras inclasificables y dramáticas donde el talento de los directores, guionistas y actores se hace evidente.

Veo otras similitudes entre Joker (2019, EE. UU., dirigida por Todd Phillips con Joaquin Phoenix, Robert De Niro…) y Parásitos (2019 Corea del Sur, director Bong Joon-ho, premiada también en el Festival de Cannes). Parece que los directores y guionistas se hubieran puesto de acuerdo en su crítica al capitalismo salvaje que se vive en ambos países del primer mundo desarrollado. A pesar de que son países distantes los filmes reflejan que su población rica vive en otro mundo, indiferente al mundo marginal y pobre al punto que muchos pobres están tan golpeados por la supervivencia y llegan al borde de la locura: desempleo, sentimiento de impotencia, resentimiento en grado superlativo, cansados de ser ridiculizados o de vivir en condiciones lamentables y con ganas de vengarse del sistema. Haymomentos de comedia en cada uno de los dos dramas, pero la tragedia va en camino.

El Joker al inicio se pregunta ante su terapeuta si es él que tiene problemas mentales o es la gente que lo rodea. Esa cuestión toca las fibras de los espectadores porque de una manera es una pregunta que deberíamos responder. El rico en cuestión es el padre de Batman. Y en Parásitos es un nuevo millonario tecnológico buena gente, pero sin conciencia social, quien emplea a la familia pobre. Joker sufre por las pandillas al inicio, como en Parásitos la familia pobre tiene que lidiar con un borracho. La miseria es obvia, aunque hay diferencias claras: Joker proviene de una madre trastornada que abusó mucho de él. En Parásitos la familia pobre está unida y se ayuda a enfrentar el desempleo. Pero en ambos filmes paran matando a los ricos (el padre de Batman y el genio tecnológico) de manera violenta.

Si bien los filmes como otras expresiones de arte reflejan lo que hay detrás de las desigualdades sociales, lo cierto es que reflejan el malestar de las mayorías abandonadas. La familia coreana pobre, si bien con cierto nivel de educación, no puede acceder a la universidad y la inundación que se da de su barrio en Seúl los obliga a vivir en un un gimnasio con cientos de más personas. La amiga de Joker sabe que su destino será seguir en ese apartamento viejo y sucio luego que Joker mata a varios en el metro que se burlaban de él. Sabe que su futuro será transgredir la ley ya sin la gratuidad de los medicamentos que controlan su enfermedad. Los filmes muestran una tragedia en marcha e inesperada para meditar.