Sábado 19 DE Septiembre DE 2020
Opinión

Premios Oscar 2020: El auge de la película coreana “Parásitos”

Con este artículo no quiero dejar de recordar que, con esfuerzo, los seres humanos podemos alcanzar lo que nos propongamos, tal es el caso del cineasta guatemalteco César Díaz quien ganó el premio “Cámara de Oro”.

Fecha de publicación: 14-02-20
Por: Seok-hwa Hong*

La semana pasada, la 92a. edición de los Oscar terminó dando varios galardones, entre ellos, a Joaquin Phoenix, como mejor actor en Joker y a Renée Zellweger, como mejor actriz en Judy.

Esta edición de premios se hizo histórica para los coreanos porque marcó un antes y un después en tan gloriosa e icónica actividad por la penetración internacional que hizo el cine surcoreano en Hollywood, con su película Parásitos, dirigida por Bong Joon-ho, la cual se hizo acreedora de cuatro premios: “Mejor película”, “Mejor Película Internacional”, “Mejor Director” y “Mejor Guión Original”.

Lo más destacado de esta edición es que solo 11 películas de lengua no inglesa habían logrado ser nominadas a los premios de “Mejor Película” y “Mejor Película Extranjera”, sin haber adquirido tan anhelados premios, desde su creación en 1929.

Esta película, presentada únicamente en idioma coreano, narra la historia del choque de dos familias de distintas clases sociales que se unen por necesidades mutuas dejando ver la interdependencia humana y fue calificada por los valores y técnicas artísticas bien fusionadas con las interminables brechas entre los que tienen riqueza, oportunidad y fortuna y quienes no tienen nada de eso.

Para muchos, el cine coreano está dando sorpresas, sin embargo, desde la década de los noventa, con el avance económico y la plena llegada de la democracia, empezó a florecer la industria audiovisual en Corea.

Ilustres autores como Park Chan-wook, Kim Ki-duk, Lee Chang-dong o Hong Sang-soo y muchos más han ganado miles de premios a nivel mundial en 57 festivales cinematográficos alrededor del mundo, incluyendo el Festival de Cannes, Festival Internacional de Cine en Berlín, Festival de Cine en Venecia, Festival de Cine Academy del Reino Unido, Festival de Cine Golden Globe, Festival de cine de Locarno, por mencionar algunos.

Hoy por hoy, Corea ya no es conocida únicamente por la tecnología industrial, sino por el cine, la música con el K-pop, las series que se transmiten en canales locales y en Netflix y cada vez más da a conocer su moda y su gastronomía, las cuales han sido bien acogidas por los chapines.

Con este artículo no quiero dejar de recordar que, con esfuerzo, los seres humanos podemos alcanzar lo que nos propongamos, tal es el caso del cineasta guatemalteco César Díaz quien ganó el premio “Cámara de Oro” a la mejor ópera prima en la 72 edición del Festival de Cannes, en 2019, con el filme Nuestras madres, donde describió la historia de las víctimas y desaparecidos que dejó el conflicto armado interno en Guatemala.

Se dice que el cinema es uno de los medios más completos para transmitir las características de cualquier sociedad, por lo que puedo ver el potencial que tiene Guatemala para continuar llevando al cine la riqueza cultural de su gente, por medio del talento, sencillez y sabiduría de los artistas guatemaltecos, quienes contarán con muchas más oportunidades en el futuro para difundir la abundancia de sus recursos humanos y compartirlos con sus amigos alrededor del mundo.

Estoy consciente de que la cinematografía se ha convertido en una industria que forma parte de la Cuarta Revolución Industrial, en la cual se aprecian más los talentos intelectuales, sentimientos artísticos, visiones innovativas, en lugar de mano dura o trabajos incesantes. Hoy en día, cada vez más, los jóvenes de todo el planeta se unen para compartir sus sentimientos y alegrías con sus amigos mundiales, por medio de la música, arte y cinemas.

Por ello, en aras de fortalecer la relación bilateral entre Corea y Guatemala, hemos organizado, trimestralmente, caravanas culturales compuestas de exhibiciones de trajes tradicionales, instrumentos típicos musicales, gastronomía y algunos seminarios académicos visitando ya a pequeñas aldeas de Cobán, a altas y profundas montañas y valles de Huehuetenango y al tranquilo puerto pesquero de Izabal, lugares que nos inspiran y motivan a seguir visitando otros lugares más de este bello país.

*Embajador de la República de Corea en Guatemala