Martes 22 DE Septiembre DE 2020
Opinión

Migración, como coyuntura

El nomadismo del Siglo XXI.

Fecha de publicación: 23-01-20
Por: Mario Mérida

Campillo A (1999), establece cuatro grandes migraciones desde el periodo neolítico hasta nuestros días. La primera fue la gran ola migratoria hace unos 70 mil-90 mil, pero aclara que fue con el comienzo de la revolución neolítica hace 10 mil años, que los humanos terminaron de poblar África, Eurasia, América y Oceanía. Para fines de este artículo interesa conocer la caracterización que hace el autor de la cuarta gran ola migratoria, ocurrida tras la descolonización de las últimas colonias europeas; la aparición de las nuevas tecnologías del transporte y de la comunicación; la ofensiva neoliberal del capitalismo euro-atlántico; el final de la Guerra Fría y el comienzo de la sociedad global.

La migración forzada de centroamericanos hacia Estados Unidos, inició con posterioridad a la movilización de refugiados de África hacia Europa (2016). Según los últimos informes de ACNUR, aproximadamente 362 mil personas arriesgaron sus vidas a través del Mar Mediterráneo, para llegar a Europa, cruzada en la que perdieron la vida unas 2 mil 700 personas.

La respuesta europea es de contención y expulsión. En tanto que el gobierno norteamericano incluyó, además, el arresto masivo de centroamericanos; algunos hasta con 15 años de trabajar en ese país. El informe de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), reporta que hasta junio del año pasado arrestó a más de 363 mil inmigrantes* de familias provenientes de los tres países durante los primeros nueve meses del año fiscal, cifra que triplicaba el total de arrestos del año fiscal 2018.

La movilización de centroamericanos* hacia los EE. UU., tiene orígenes complejos, algunos atados a los enfrentamientos armados (Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua) en la región, otros relacionados con el pobre desarrollo socioeconómico e irónicamente otra razón, que se aduce es la violencia surgida al final de los conflictos armados.

Podrían citarse otras, como el natural deseo humano de alcanzar mejores estándares de vida o simplemente de migrar.

En estos días, el tema de las caravanas de migrantes vuelve a ser relevante, particularmente por la respuesta del gobierno mexicano a los migrantes centroamericanos, que debería ser un llamado de atención a la ONU, OEA, SICA. Nunca es tarde para que estos organismos ofrezcan su apoyo a los gobiernos centroamericanos y México, mediante una política multilateral para encarar un problema capaz de generar fricciones diplomáticas.