Viernes 17 DE Enero DE 2020
Opinión

BMW vs. Uber

¿Destruirán las plataformas digitales todo el poder competitivo de los productos y marcas tradicionales?

Fecha de publicación: 14-01-20
Por: Carlos A. Dumois / Dueñez* Empresaria

Continuando con nuestra práctica de décadas, mi socio Guillermo Gutiérrez y yo tomamos otro programa de Executive Education en el 2019. Esta vez se trató del curso “Transformación de los Negocios a Gran Escala” (curso sobre Estrategia de Plataformas Digitales), que lo impartió Geoffrey Parker.

De entrada nos invitaron a un debate abierto entre los participantes de toda Latinoamérica. Se trataba de comparar el valor de BMW con el de Uber. Este fue el planteamiento: 

En 2014, Aswath Damodaran, un profesor de finanzas de la Universidad de Nueva York, estimó el valor de Uber en $5.9 mil millones de dólares. Pero Bill Gurley, un inversionista de capital de riesgo, consideró los efectos de red y estimó su valor en $17 mil millones de dólares.

El valor de BMW ha estado por debajo de los $60 billones desde hace tiempo.

Aquí hay algo para meditar: ¿Debería BMW valer más que Uber?

Empezando el debate, mi socio contestó:

El valor de una empresa está en función de la expectativa de riqueza que puede generar (flujos futuros descontados) Uber es una empresa disruptora pionera junto con otros líderes globales del nuevo modelo de negocio de “plataforma”, con una fertilidad de mercado enorme a nivel global y aún con mucha innovación que agregar a su modelo de negocio como lo estamos ahora viendo con el Uber Eats. Si la expectativa de generación de flujos es superior a BMW, no hay razón para cuestionar que valga más.

BMW por otro lado, lo más seguro es que tenga una expectativa de generación de flujos con menor pendiente de crecimiento. Añado yo, no sé si con menor nivel de riesgo.

Sobre la diferencia de valores entre lo que dijo Damodaran y Bill Gurley habría que comparar los flujos proyectados y los supuestos en que se basan para emitir una opinión, sin embargo, si los efectos de red son un multiplicador exponencial de un modelo de negocio y Uber está siendo bien valorado tanto por sus clientes que usan el servicio como por los clientes que lo entregan, y hay cancha para crecer, es posible que la opinión del inversionista de capital de riesgo tenga más peso.

Después de leer lo que escribió Guillermo, y lo que escribieron varios compañeros más, añadí estas ideas:

El valor de mercado de Uber hoy es de más de 73 mil millones de dólares, muy por arriba de la estimación  hecha en 2014. Esto muestra que el mercado sigue creyendo que Uber seguirá creciendo exitosamente. Hoy en el mercado Uber vale más que Ford, GE, GM o Morgan Stanley, pero debemos tomar en cuenta que aún no ha sido capaz de ganar dinero. 

Por otro lado, Uber enfrenta retos enormes a pesar de haber logrado construir una poderosa plataforma. Así como ha sido un gran disruptor, también puede ser fácilmente disruptado. Los mismos Lyft y Didi, sus imitadores, crecen también, y sus modelos de negocio siguen evolucionando. 

Los inversionistas iniciales en Uber han hecho una billonaria fortuna. Sus posibilidades de diversificación y crecimiento, con base en su plataforma, son inmensas. Pero, ¿eso garantiza que Uber no enfrenta grandes retos y amenazas? ¿Podrán construirse, por ejemplo, plataformas gratuitas que lo suplan? ¿será Uber capaz de resolver el tema de los conductores? ¿Podrán competir con sus poderosos imitadores? ¿Los reguladores actuarán en su contra?

BMW, por su lado, es una compañía que ha sido muy hábil para competir globalmente en un mercado feroz como el automotriz. Pero parece que la tecnología de motores a combustible tienen cercana su fecha de caducidad.

Vienen los carros eléctricos, que quién sabe si finalmente se conviertan en el vehículo del futuro. El problema ecológico de las baterías aún le falta mucho por resolverse, así como su durabilidad, la red eléctrica, etcétera.

Por otra vía vienen también los motores con batería de hidrógeno. Aún no sabemos si esa tecnología terminará superando la del auto eléctrico. 

Viene también el carro autónomo, que tarde o temprano irrumpirá con fuerza en el mercado.

BMW ha invertido fuertemente en estas nuevas tecnologías, también lo ha hecho Uber.

¿Quién ganará esta carrera tecnológica? ¿será quienes tengan la plataforma más robusta, o será quienes sean más ágiles y flexibles? Y usted, ¿qué opina?

 

c_dumois@cedem.com.mx

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois’.