Viernes 14 DE Agosto DE 2020
Opinión

Libros de texto

Fecha de publicación: 08-01-20
Por: Jose Rubén Zamora

A principios de la década de los 90, mis socios de Siglo Ventiuno y yo, emprendimos, de manera privada, sin auspicios del Estado, la impresión y distribución, de los libros de texto, de las cuatro áreas básicas -Matemáticas, Ciencias Naturales, Lenguaje y Ciencias Sociales- para todas las escuelas públicas. El costo total de los libros era de Q5 millones. La distribución de los textos escolares, la realizaban los jóvenes de Rotarac, de manera gratuita, dedicando su tiempo y cubriendo todos los costos de distribución, de sus propios bolsillos. En 1994, Ramiro De León Carpio, visualizó la dimensión del proyecto y nos invitó a lanzar, desde el Palacio Nacional, a principios de enero, por radio y televisión, la distribución de los textos escolares de ese año a gran escala.

En 1,996, Álvaro Arzú, estatizó el proyecto, lo que, entre otras cosas, significó que su costo pasará progresivamente, de Q5 millones, hasta los Q90 millones, es decir, en un negocio millonario, sin precedentes de impresión.

Coincidentemente, con la llegada de Arzú, mi salida de Siglo Veintiuno era una jugada cantada y debí partir con socios y amigos a fundar elPeriódico para fortalecer la prensa independiente, cosa que hemos hecho contra viento y marea por 23 años.

Jamás hemos licitado, menos aún, imprimido textos escolares para el Estado, menos aún, cuando la cleptocracia los había transformado, como a las medicinas, en una más de sus miles de minas de oro, a costa de la población más pobre del país.

Jimmy Morales, mitómano, ignorante e infame de colección, por cierto, lamentablemente, melindroso y hostil a los textos escolares dijo que hasta 2015 elPeriódico los ha impreso. Nada más alejado de la verdad. No nos equivocamos, cuando lo bautizamos, con dejos de tristeza, como el hombre en la luna o Neil Armstrong Tropical.  Pobre, servil y despreciable payaso de ligas mosquitos, de países donde carecen del humor.