Miércoles 11 DE Diciembre DE 2019
Opinión

El violador eres tú

Fecha de publicación: 02-12-19
Por: María Aguilar

El patriarcado es un juez

que nos juzga por nacer.

Y nuestro castigo

es la violencia que no ves.

Guatemala es un país, en donde la vida de las mujeres y especialmente de las niñas no vale nada y donde el Estado no hace absolutamente nada para protegerlas. Sus cuerpos son ultrajados, violentados y asumidos como desechables. A principios de 2019, el Inacif reportó que el 96 por ciento de exámenes por abusos sexuales en 2018 fueron realizados a mujeres menores de 20 años. De esos, 102 exámenes fueron realizados a niñas menores de un año. Así mismo determinó que las agresiones contra menores de entre cinco y nueve años habían aumentado un 33 por ciento. Según los datos, en Guatemala, cada 107 minutos, una menor de edad sufre agresión sexual o física y el 89 por ciento de agresores son parientes de las víctimas. De enero a julio de este año el Ministerio Público ha recibido 6 mil 293 denuncias por agresión sexual. Como consecuencia, de enero a junio se reportan 1,180 embarazos en niñas menores de 14 años.  Estos son datos que deberían causar una inmensa rabia, preocupación y vergüenza para el Estado, pero también para la sociedad conservadora de Guatemala, que incluye un sector conservador de mujeres que también permiten y reproducen en sus hijos y familiares hombres, patrones y conductas, sexuales y físicas, que violentan la integridad de otras mujeres. Por eso, los datos son dolorosos, pero también un reflejo del machismo y del sistema patriarcal que prefiere culpar, estigmatizar y revictimizar a las mujeres, que por el estigma prefieren callar, antes que tomar acciones concretas y programas educativos que enseñen que la culpa no es nuestra, nunca será nuestra. Por eso ahora, mujeres en todo el mundo gritan que:

El patriarcado es un juez

que nos juzga por nacer.

Y nuestro castigo

es la violencia que no ves.

 

El patriarcado es un juez

que nos juzga por nacer.

Y nuestro castigo

es la violencia que ya ves.

 

Es genocidio.

Impunidad para mi asesino.

Es la desaparición.

Es la violación.

 

Y la culpa no era mía

ni donde estaba

ni como vestía.

 

Y la culpa no era mía

ni donde estaba

ni como vestía.

 

Y la culpa no era mía

ni donde estaba

ni como vestía.

 

Y la culpa no era mía

ni donde estaba

ni como vestía.

 

El violador eras tú.

El violador eres tú.

 

¡Son los progres!

¡Los fachos!

¡El Estado!

¡El presidente!

 

¡El Estado opresor es un macho violador! 

¡El Estado opresor es un macho violador!

 

El violador eras tú.

El violador eres tú.

 

Y si denuncias

con tus hermanas

las violaciones de los hogares,

ellos te encierran

te queman viva

y la justicia después evaden.

 

El violador eres tú 

El violador eres tú

El violador eres tú

El violador eres tú

 

-Adaptación de @SororidadGT para Guatemala de la letra de @lastesis