Domingo 15 DE Diciembre DE 2019
Opinión

Carlos Manuel Arana Osorio

De los presidentes que conocí. (V)

Fecha de publicación: 16-11-19
Por: Danilo Parrinello

¡Urge Arana! Con ese llamado en 1970, como el “Viva Arévalo” en 1945, ganó las elecciones el 2 de marzo de 1970 Carlos Arana Osorio (MLN-PID CAO), frente a Mario Fuentes Pieruccini (PR) y Jorge Lucas Caballeros (DC). Yo conocí al General Arana en una reunión en la “La Hora”, en plena campaña electoral. Por amistad con la familia de don Clemente Marroquín Rojas, asistí a una visita que hiciera al diario el candidato y allí pude saludarlo, al identificarme de inmediato hizo referencia a mi padre, del que había sido subalterno en el Estado Mayor General del Ejército.

Muy a finales de los sesenta y principios de los setenta, sucedieron en el mundo muchas cosas de trascendencia. El asesinato de Martin Luther King, la Revolución Estudiantil en París, los tanques rusos entraron en Praga y Bob Dylan hizo que los Beatles probaran la marihuana. Aquí el enfrentamiento interno fue favorable al gobierno, el General Arana estaba haciendo bien las cosas. Fue hasta finales de los setenta y principios de los ochenta que trate al General Arana. Era un hombre fornido, más parecido a Arévalo que a Árbenz. De gran personalidad y mucho carisma, educado y de fino trato.

En esos años incursioné en la política por invitación que me hiciera el licenciado Luis Alfonso López e ingresé, con un grupo de amigos universitarios al partido CAN –“Central Auténtica Nacionalista”– donde de ser un simple afiliado llegué a ser el Secretario General Adjunto. Allí compartí con señores de la política: Luis Alfonso López, Mario Aguilar Arroyo, Julio Lowenthal, Gustavo Anzueto, “Polo” Sajché, Arturo Alvarado, Ricardo “Cayo” Castillo, Ernesto Berger, Manuel Flores, Carlos Molina, Jorge Arenales Catalán, Antonio Arenales Forno, Paco Cáceres, “Pancho” Palomo, Mario David García y muchos otros cuyos nombres no recuerdo. Algunos provenían de la “Central Aranista Organizada”, profesionales que hicieron gobierno con el General Arana. Como cosa rara el General no llegaba al CAN, salvo contadas excepciones; eso sí, invitaba a su casa en “La Cañada” cuando se vivían momentos críticos en la política del país como el 31 de enero de 1980, cuando un grupo terrorista tomó la embajada de España y asesinaron entre otros al licenciado Eduardo Cáceres Lenhoff, ex vicepresidente de Arana.

El General nos invitaba a almuerzos y reuniones familiares, donde se compartía con mucha confianza pero con respeto.

En esas ocasiones tuve largas pláticas con él. También en las giras políticas por toda la República, en pleno enfrentamiento armado interno. Así conocí bien a nuestro país y su gente y también a los grandes de la política, como Mario Sandoval, Vinicio Cerezo, Danilo Barillas y Héctor Aragón, aprendiendo de ellos y afrontando momentos críticos para el país.

Del gobierno de Arana, recuerdo que vivimos bajo “Estado de Sitio” y “Toque de Queda” un año del 71 al 72. Recuerdo también, la derrota de la insurgencia. Logros como el inicio de la Franja Transversal del Norte, la creación de: Bandesa, Indeca, Guatel, Banco del Ejército, Intecap, Cenaproex, (génesis de Agexport), etcétera.

El General Arana me brindó su amistad y enseñanzas políticas. Debo mencionar además que nos unía el pertenecer ambos a la Masonería. (Continuaré…)