Lunes 11 DE Noviembre DE 2019
Opinión

Frases y frases

Los que insisten en engendrar desigualdad.

Fecha de publicación: 23-10-19
Por: Anabella Giracca

1.Ignorar necesidades es reproducir discriminación. 2.La indignación es promotora de cambio. 3.Un gobierno que no tenga a la niñez como prioridad, es un gobierno fracasado. 4. La identidad no se escoge, no está en venta ni aparece en un catálogo. 5. (Mi país), perrajes de montaña, tormenta de colores y emancipación. De latitudes tristes. 6. Hemos sido educados para la homogeneidad cuando lo que tenemos es diversidad. 7. Los derechos humanos son como las alcantarillas, si no se atienden con prontitud, se tapan y generan dolor y caos nacional. 8. Pareciera que estamos ante una inminente pérdida de libertad: la víctima ha sustituido al ciudadano, dificultando la generación de tejido social. 9. El sistema educativo de un país existe para formar personas libres y ciudadanas. 10. Vivimos la política de la autosuficiencia: las instituciones se repliegan de su responsabilidad y al individuo se le deja la responsabilidad de su propio destino y biografía. 11. La pobreza no se sosiega con caridad. 12. Estamos ante un empoderamiento exacerbado del individualismo que no deja florecer la empatía. 13. La educación ha sido vista como un gasto y no como un derecho. 14. Lo que existe es una distribución desigual de la calidad en todos los ámbitos.

Menciono estas frases únicamente como elementos que nos permitan acercarnos a uno de los fenómenos más perversos que vivimos: la desnutrición crónica infantil. La nota se repite: “Los nuevos casos de niños con desnutrición aguda de este año ya superan a los de 2018 y la tendencia apunta a que el presidente Jimmy Morales entregará su mandato sin haber cambiado la situación nutricional de Guatemala, en donde más de la mitad de niños padecen desnutrición”. (Ver elPeriódico del martes 22 de octubre de 2019).

Culpar exclusivamente al fenómeno climático, ¿es responsable? Las causas son múltiples y se articulan entre sí para garantizar que unos vivan menos y peor que otros. A eso se le llama desigualdad. Y si el hambre continúa rapaz en nuestro territorio, es porque los gobiernos (también manipulados por otros actores poderosos e interesados) así lo han querido. Han sido incapaces de ver que las condiciones nefastas de salud, de vivienda, de educación, de empleo se entrelazan y generan oscuridad.

No contar con garantías de derechos sexuales y reproductivos, es digno de lamento. O sea, la desnutrición no es “la única meta que no se cumplió”, como afirmó el gobierno recientemente. La desnutrición es el resultado más lamentable de la falta de planificación integral, la falta de voluntad, la falta de empatía política, la ausencia de norte y la burla de los que llegan al poder para maquillar, decorar, mentir y robar. Y claro, de aquellos que insisten en sostener viva su hegemonía.