Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Responsabilidad Social Empresarial

Motor de las empresas por crecer y oxígeno de la sociedad por su desarrollo sostenible.

Fecha de publicación: 10-09-19
Por: Seok-hwa Hong*

 

El recién 14 de agosto, la Embajada de la República de Corea y el Centro de Responsabilidad Social Empresarial (CentraRSE) entregaron a las empresas que operan en el país: Samsung Electronics Guatemala, Asociación Cambdrige, Textiles Gran Fe, S.A., Startex, Walmart de México y Centroamérica y Pantaleón, S.A., un reconocimiento por su labor y compromiso con la RSE durante su participación en el Foro Corea-Guatemala sobre Responsabilidad Social Empresarial.

La iniciativa de la Responsabilidad Social Empresarial es el aporte al desarrollo humano sostenible, a través del compromiso y la confianza de la empresa hacia sus empleados y sus familias, hacia la comunidad local y hacia la sociedad en general en pro de mejorar el capital social y la calidad de vida de toda la comunidad. De allí la necesidad de recalcar la importancia en que las empresas estrechen el vínculo entre el desarrollo económico y el bienestar social.

En ese sentido, hoy retomo la idea del filántropo y empresario suizo Stephan Schmidheiny, que reza: “No puede haber empresas exitosas en sociedades fracasadas”. En realidad la empresa existe como parte de la sociedad y eso significa que debe ser partícipe en el trabajo que implica mejorarla. El espíritu y prácticas de la Responsabilidad Social Empresarial se hacen más comunes, cada día y en cada país del mundo.

Me siento satisfecho de haber apreciado varias actividades, realizadas por parte de las empresas coreanas, las cuales, oscilan entre un número de unas 150, de las cuales la mayoría pertenecen al sector de vestuario y textil y cuya cifra de exportación representa el 80 por ciento de las exportaciones del país. Estas empresas no solo proveen oportunidades de empleo, sino que se han preocupado porque las mismas se den en condiciones dignas y ecuánimes a sus trabajadores y acorde a las leyes del país.

Cabe destacar que también he sabido de la labor que algunas de las empresas de mis conciudadanos han hecho por apoyar a lugares afectados por los desastres naturales, distribuyendo ropa y alimento para la gente necesitada. Esto, además de ser una actividad de Responsabilidad Social Empresarial, demuestra un gesto de amor y espíritu de solidaridad que nos une hacia nuestros amigos.

En febrero de este año, Samsung Electronics, comprendiendo que la tecnología y la educación son grandes motores para el desarrollo económico y social de un país, trabajó su programa TechInstitute con Guatemala a través del Intecap. Este programa que ya ha cambiado la vida de miles personas alrededor del mundo y que ahora beneficia a cientos de guatemaltecos que hacen uso de la misma, consiste en salones de entrenamiento, equipados con tecnología de punta, que certifica a estudiantes con educación técnica que se ajusta a necesidades específicas empresariales que, mediante un sistema de mentorías y oportunidades de prácticas profesionales, los ayuda a su inserción laboral.

En la misma línea, quisiera felicitar a todos aquellos empresarios por estar siempre cerca de la comunidad donde se ubican, trabajando hombro a hombro con ellos para mejorar su condición de vida y llevar a cabo la Responsabilidad Social Empresarial. Estoy seguro de que nuestros vecinos de este planeta reconocerán sus dignos espíritus y agradecerán, con sus corazones, sus actividades tan merecidas.

Deseo humildemente que tanto las empresas guatemaltecas, como las coreanas sigan uniendo esfuerzos para establecer una buena colaboración para el beneficio de la sociedad que habita este bello país.

*Embajador de la República de Corea en Guatemala.