Jueves 23 DE Enero DE 2020
Opinión

Alejandro Magno

Los empresarios necesitamos siempre fortalecer nuestras capacidades de gestión estratégica.

Fecha de publicación: 16-07-19
Por: Carlos A. Dumois

 

Sin duda Alejandro Magno, de Macedonia, fue uno de los más exitosos comandantes militares que nos ha dado la Historia. Él fue un claro ejemplo de lo que significa dirigir estratégicamente.

Tuve la oportunidad de participar en un programa extraordinario en la London Business School, una de las más connotadas escuelas de negocio del mundo. Durante las primeras sesiones analizamos con el profesor Yiorgos Mylonadis las enseñanzas que sobre la dirección estratégica nos legó Alejandro el Grande. Las resumo en lo esencial.

Elementos básicos de la estrategia. 1. ¿Qué se requiere para “tener estrategia”? 2. ¿Qué es la estrategia? 3. ¿Cómo la aquilatamos?

En estrategia no hay recetas para el éxito. En once años Alejandro estableció un imperio y un legado cultural.

¿Cómo pudo Alejandro conquistar tanto territorio en tan poco tiempo?

Conoció sus herramientas. La falange, disciplina y coordinación, soporte de logística e inteligencia. Movimientos y posicionamiento contra sus oponentes. Reputación. Movilizó recursos y repuso su armada constantemente, incluso con mercenarios; hablaba con sus colaboradores.

Rompió las reglas en varias ocasiones e intentó hacer la diferencia. Fundó muchas ciudades “Alejandrías” en el mundo conocido. Venció a los persas.

El actuar como estratega.

Hacer la diferencia se refiere al sentido del propósito e intención. Responde al “porqué” del asunto. Proviene del interior del individuo, como una cualidad suya.

Tomar las herramientas. Se refiere al análisis. Responde al qué del asunto. Proviene de la experiencia, de expertos, de libros de texto.

Se imponen nuevas reglas. ¿Qué? Síntesis. Se responde al “entonces qué” del asunto. Proviene de las realidades sociales, del estar sobre los hombros de gigantes.

Actuando como estratega. Nuestras herramientas nos dan agilidad, escala, realización. Cambiamos las reglas y sorprendemos a nuestros competidores. Nuestro propósito nos da ventaja sobre la competencia.

Tomar las herramientas, romper las reglas y hacer la diferencia. Paso 1: ¿Cuál es el reto con el que puedo crear y capturar valor? Paso 2: Usar las herramientas para aplicar técnicas. Preguntas y respuestas. Paso 3: Sintetizar. Usar el pensar estructural para “pedir, solicitar préstamos, sustraer.

Alejandro Magno (356-323 a. C), fue hijo de Filipo II de Macedonia, quien lo preparó para reinar, proporcionándole una experiencia militar y encomendando a Aristóteles su formación intelectual. Tuvo una formación excelente, militar de su padre y cultural de Aristóteles, y muy enfocada a la realidad de las pequeñas ciudades estado en Grecia. Su sueño era lograr una unión mundial extendiendo el concepto de libertad de las ciudades estado griegas. La extensión de sus conquistas abarcó a Macedonia, Grecia, Asia Menor, Mar Mediterráneo, Egipto, Persia, Asia Central y la India.

Su ejército consistía de diferentes cuerpos que se complementaban entre sí: caballería pesada y caballería ligera; infantería pesada e infantería ligera, armas de asedio (catapultas). La falange usaba lanzas de seis metros de largo, para mantener lejos al enemigo, o en caso contrario, atravesarlo. Alejandro conocía muy bien sus herramientas, rompía las reglas y hacía la diferencia. Era innovador y creador.

Pero en aquel tiempo no se tenía el concepto de persona ni se conocía la dignidad del ser humano, por lo que se aceptaba la esclavitud, incluso por Aristóteles, quien decía que hay que tratar bien incluso a los esclavos. Alejandro tuvo la costumbre de asociar a los pueblos que conquistaba, incluso aceptando a sus dioses, como lo harían posteriormente los romanos, pues quería lograr la unidad mundial.

Hoy tenemos el concepto de persona y aceptamos la dignidad humana. Las enseñanzas de Alejandro siguen siendo válidas hoy, adaptándolas a nuestras circunstancias: dominio de sus herramientas, saber cómo romper las reglas del juego y crear una diferencia relevante. Reflexionemos sobre nuestra posición competitiva y apliquemos estos principios que siguen sorprendiendo al más experto.

c_dumois@cedem.com.mx / http://www.cedem.com.mx / Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM. * “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.