Lunes 18 DE Noviembre DE 2019
Opinión

Prioridades en educación (parte 1)

Para mejorar los aprendizajes y desarrollar las competencias del siglo XXI es relevante introducir programas y metodologías de aprendizaje innovadoras.

Fecha de publicación: 11-07-19
Por: Verónica Spross de Rivera

 

Mientras diversos ministros de Educación de la región se encuentran reunidos en una reunión interamericana presentando experiencias y acciones para garantizar una educación de calidad que promueva oportunidades de aprendizaje para todos acá nos encontramos planteando la importancia de priorizar la agenda educativa en los planes de gobierno. Esperamos que tanto la UNE y su candidata, Sandra Torres, como el partido VAMOS y su candidato, Alejandro Giammattei planteen y ejecuten un plan de educación que transforme la formación de los niños y jóvenes guatemaltecos. No podemos continuar con el mismo sistema si deseamos resultados distintos.

Desde Empresarios por la Educación se planteó un conjunto de prioridades a los distintos partidos políticos que participaron en la primera vuelta. El documento fue bien recibido y su contenido ha sido tomado en cuenta, pues es un claro intento de recoger las acciones que no deben dejar de hacerse. Cada partido puede imprimir su sello al plan, pero lo interesante será que tengamos un acuerdo mínimo de lo fundamental.

Las prioridades en educación que no deben faltar en el plan de gobierno 2020-2024 se han agrupado en cinco ejes: 1) Inversión en el desarrollo de la primera infancia; 2) Fortalecimiento de la profesión docente; 3) Mejoramiento de los aprendizajes y desarrollo de competencias; 4) Formación relevante para jóvenes; y 5) Fortalecimiento de la gestión del Ministerio de Educación.

En el primer eje de la inversión en el desarrollo de la primera infancia se ha incluido la necesidad de ampliar la cobertura de educación inicial para todos los niños de 0 a 3 años, así como coordinar las acciones para mejorar la nutrición de la primera infancia, trabajando con las madres. Además, será muy importante fortalecer la preprimaria, ampliando el número de aulas de párvulos o preparatoria para asegurar mayor acceso a los niños y niñas en edad preescolar, Dotando de materiales idóneos a todas las escuelas de preprimaria para que los docentes puedan trabajar en el desarrollo de destrezas y habilidades de los niños de 4 a 6 años, capacitando a los maestros en metodologías eficaces para este nivel educativo; fortaleciendo además la formación inicial docente para maestros de este nivel, y realizando una campaña de concientización dirigida a las familias con el objetivo de promover la asistencia de todos los niños a preprimaria.

En cuanto al fortalecimiento de la profesión docente, es clave reconocer que el docente es el factor más importante para lograr aprendizajes de calidad. Para lograrlo se propone realizar una mejora de la formación inicial docente (FID); selección de los docentes por mérito; programas de certificación de docentes; incorporación de incentivos alineados al desempeño docente y la creación de la carrera de director de primaria y preprimaria, para fortalecer su papel.

Para mejorar los aprendizajes y desarrollar las competencias del siglo XXI es relevante introducir programas y metodologías de aprendizaje innovadoras que faciliten el aprendizaje tanto de competencias básicas, como las científicas, tecnológicas y las que se denominan blandas. Llevar la tecnología y la conectividad al cien por ciento de centros educativos, acelerando el paso para alcanzarlo en un plazo cercano es fundamental para brindar el acceso al conocimiento mundial.