Martes 19 DE Noviembre DE 2019
Opinión

La división del poder, y los jueces

La UNE no debe controlar el Ejecutivo.

Fecha de publicación: 05-07-19
Por: Luis Figueroa

 

“El establecimiento de jueces es uno de los puntos más delicados en todas las sociedades políticas”, escribió José del Valle en El amigo de la Patria, Número 17, Folio 383. “El Sabio Valle” era quien publicaba aquel periódico moderado, en el que las ideas de los gases o bacos se enfrentaban a las ideas radicales de los cacos, liderados por Pedro Molina desde El editor constitucional.

¿Son, las discusiones en esos dos periódicos, lo más cercano que tenemos (los centroamericanos) a los “Federalist Papers” y a los “Anti-Federalist Papers”?

Los jueces, dice del Valle, “deciden los derechos más sagrados de los hombres… disponen de su vida, de su honor, y de su hacienda”; y se lo dice al Jefe político superior de la provincia, al advertirle que si él es quien nombra jueces, las faltas de estos serían obras del Jefe político y los daños que causaren serían efectos del citado jefe y que el disgusto del pueblo sería producido por ese altísimo funcionario.

Traigo esto a cuenta porque en Guatemala los más altos magistrados son electos por el Congreso de la República; y si llegara a pasar que el Congreso fuera dominado por el mismo partido que controla el Organismo Ejecutivo, los daños que ocasionaran aquellos jueces serían responsabilidad del partido en cuestión y del jefe del gobierno. De ahí la importancia de que el partido que controla el Congreso, no sea el mismo que controla el Ejecutivo y de ahí la importancia de votar cruzado en los próximos comicios. La UNE no debe controlar el Ejecutivo.

Además, el control jurisdiccional es una de las características fundamentales del Estado de derecho y un garante de la separación de poderes; ya que parte de sus propósitos son resguardar la intangibilidad de la Constitución y hacer efectiva la responsabilidad de quienes tienen a su cargo la administración pública, según explica el jurista Alberto Herrarte.

En una república sana, el Organismo Judicial y la Corte de Constitucionalidad deberían ser políticamente independientes del partido que controla el Congreso, y del que controla el Ejecutivo. ¿Dónde vas a poner tu X en las próximas
votaciones?

¿Ya visitaste luisfi61.com?