Jueves 18 DE Julio DE 2019
Opinión

Reintegro de gastos de alojamiento y alimentación

Fecha de publicación: 25-06-19
Por: Editorial

Ha trascendido que la actual magistratura del Tribunal Supremo Electoral (TSE), por la suma de más de Q290 mil, contrató en un hotel capitalino de la zona 10 de la Capital, calificado de 5 estrellas, 8 habitaciones presidenciales de lujo, incluyendo alimentos a la carta y bebidas para cada huésped y acompañantes, incluyendo desayunos, almuerzos, refacciones y cenas, 15 habitaciones sencillas de lujo y 26 habitaciones doble estándar, incluyendo desayunos, almuerzos, refacciones y cenas, para que las ocuparan, del 14 al 17 de junio de 2019, autoridades, funcionarios, directores, jefes y empleados del TSE.

Por supuesto, las suites presidenciales de lujo fueron destinadas a los 5 magistrados propietarios y a 3 de los magistrados suplentes, así como a sus acompañantes.

Además, los magistrados propietarios del TSE se autorrecetaron un “bono electoral” de Q243 mil, habiéndoseles pagado un anticipo de Q121 mil 647.50, y el saldo deberá ser cancelado al terminar el proceso de elecciones generales.

La remuneración anual de los magistrados propietarios del TSE es de más de Q850 mil, sin incluir vehículos, gastos de representación, gasolina, viáticos por viajes al extranjero. El presidente del TSE devenga Q965 mil anuales.

Por otro lado, ha sido costumbre que las magistraturas se receten una “indemnización” injustificada, al final de cada período de funciones de 6 años, que rondaría los Q350 mil para cada magistrado propietario del TSE.

La magistratura del TSE es la máxima autoridad en materia electoral y, por tanto, también es la responsable de la dirección y conducción de los procesos electorales y de la organización de las elecciones y de las consultas populares.

Sin embargo, el trabajo de los magistrados propietarios del TSE ha dejado mucho que desear durante el actual período de funciones (2014-20), al extremo de poner al país en una innecesaria encrucijada debido a la falta de confiabilidad en las votaciones y en los resultados de las elecciones generales celebradas el domingo 16 de junio de 2019, a raíz de las irregularidades y anomalías que son del conocimiento público.

Por consiguiente, sin perjuicio de las denuncias penales que se han presentado ante el Ministerio Público contra la autoridad electoral, demandamos enérgicamente que los magistrados propietarios del TSE reintegren los referidos gastos de alojamiento y alimentación incurridos por ellos del 14 al 17 de junio, los cuales han sido evidenciados ante la opinión pública como excesivos e injustificados; y, al efecto, solicitamos la inmediata intervención de la Contraloría General de Cuentas.