Miércoles 18 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Nombramiento de un impresentable

Fecha de publicación: 20-06-19
Por: Jose Rubén Zamora

 

Mañana asume como jefe del Estado Mayor del army, el general Dubois, cuyaestrecha relación con el defenestrado y cuestionado ex ministro Cano Zamora, lo tuvo en la cuerda floja hasta el último momento;sin embargo, las agencias de la Reforma, según parece, le dieron el beneplácito. Su mayor problema es que como su segundo (subjefe del Estado Mayor) asume el oscuro general Morales Pérez, cuyo único mérito es ser hermano de la mano derecha del actual ministro de la Defensa Nacional.

Desde esa posición tendrá acceso privilegiado a las estrategias, planes y operaciones en contra del trasiego de polvo blanco que no es harina. Significa que los carteles que son socios suyos estarán blindados, y aquellos que aún no lo son, mientras le paguen la cuota, quedarán protegidos, los demás serán “exitosos decomisos”.

El trasfondo de ese nombramiento, sin pies ni cabeza,puede obedecer a que han vuelto a sorprender al Hombre en la Luna, yaprovechándose de su desconocimiento de las truculencias de los oficiales uniformados, que por cierto siempre lo han tenido deslumbrado y seducido. O bien es la evidencia categórica de su subordinación a las mafias ysu involucramiento consciente en las redes criminales.

El nombramiento del general Morales Pérez como subjefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional pondría en alto riesgo la poca ayuda militar que el Ejército de Guatemala aún recibe de Estados Unidos, pues para nadie es un secreto la animadversión del general Morales Pérez (conocido en las filas militares como Veneno) a los planes del imperio para combatir el crimen transnacional, especialmente el tráfico de drogas ilícitas.

Un cable de la DEArefiere que, en repetidas oportunidades, el aún comandante del Mariscal Zavala, brigadier general Morales Pérez, ha interferido en la capacitación que las unidades especializadas del Ejército y de la Policía reciben de asesores estadounidenses. Tanto el comandante como su oficial ejecutivo, coronel Navarro Barrios, han obstruido los programas de entrenamiento, por lo que la Embajada ha optado por rentar polígonos e instalaciones alternas como las de laPolicía Militar de la Guardia de Honor y de la Escuela Politécnica.