Domingo 13 DE Octubre DE 2019
Opinión

Balotaje

Fecha de publicación: 18-06-19
Por: editorial

Ninguno de los dos candidatos presidenciales más votados el pasado domingo, Sandra Torres (UNE) y Alejandro Giammattei (Vamos), alcanzó la mayoría absoluta (más de la mitad de los votos emitidos), por lo que deberán competir en una segunda vuelta electoral que se celebrará el próximo domingo 11 de agosto de 2019.

La segunda vuelta electoral o balotaje (ballottage, en Francia) es el sistema electoral mediante el cual se accede a un cargo público solo si se obtiene más del 50 por ciento de los votos válidos emitidos en una primera ronda electoral. De lo contrario, forzosamente debe organizarse un segundo evento electoral en el que participen únicamente los dos candidatos más votados en la primera vuelta. El balotaje es una institución que tiene su origen en Francia en el siglo XIX, aunque se institucionalizó definitivamente al inaugurarse la V República Francesa en 1958.

En la actual Constitución de Guatemala (vigente desde 1985), se adoptó el balotaje, tal como está previsto en Francia. Es decir que si ninguno de los presidenciables obtiene la mitad más uno de los votos válidos emitidos, los dos más votados deben competir en una segunda ronda electoral. El balotaje también está vigente en Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Perú, República Dominicana y Uruguay.

En otros países de América Latina, el balotaje se ha adoptado pero con modalidades. Por ejemplo, en Argentina, Ecuador y Costa Rica está previsto el balotaje, pero solamente cuando ninguno de los candidatos alcanza el 40 o 45 por ciento de los sufragios y existe una diferencia determinada entre el primero y el segundo.

En Nicaragua, existía el balotaje, aunque para ser electo en una primera vuelta electoral se requería solamente haber obtenido el 35 por ciento de los votos válidos emitidos. Sin embargo, el balotaje quedó eliminado en 2013 y se volvió al sistema de mayoría relativa (que da como vencedor al presidenciable que hubiere obtenido la mayoría en una única ronda electoral), que también prevalece en México.

En Guatemala, hasta 1982, año en que se derogó la Constitución de 1965, si ninguno de los presidenciables obtenía la mayoría absoluta en una única ronda electoral, el Congreso debía elegir al Presidente entre los dos candidatos más votados en la elección popular.

Torres siempre encabezó la intención de voto, aunque, en su momento, era seguida muy de cerca por Zury Ríos (Valor) y Thelma Aldana (Semilla), quienes finalmente fueron eliminadas de la competencia electoral, por decisión de la autoridad electoral, la que muchos consideraron arbitraria y sospechosa. Giammattei, por el contrario, se ubicaba detrás de Torres, Ríos y Aldana, en una cuarta posición, de la intención de voto. Sin embargo, ante la eliminación de Ríos y Aldana ocupó la segunda casilla; y, por tanto, le tocará competir en la segunda vuelta contra Torres.