Viernes 6 DE Diciembre DE 2019
Opinión

¿Quién hará menos daños?

Lo que ocurre no es determinista.

Fecha de publicación: 14-06-19
Por: Luis Figueroa

 

A mí me gusta ir a votar en la mañana, antes del almuerzo. ¿A qué hora irás a votar tú?

“Vivimos en un ambiente negativo con respecto a la economía y a la política; pero debemos recordar que lo que ocurre no es determinista y que podemos cambiar el rumbo de las cosas. En ese contexto es importante proveer el capital intelectual necesario para hacer de este un siglo que no esté dominado por los políticos y por el Estado. No sean pesimistas, ni irracionalmente optimistas, pero tengan esperanza. Crean que pueden hacer la diferencia y háganlo por medio de lo que les apasiona y por medio de lo que son muy buenos haciendo”, dijo Peter Thiel en 2009, en Guatemala; y entendido lo anterior voy a tomar muy en serio mis votos, el domingo.

¿Cómo haré para tomarlos en serio, ser racionalmente optimista y tratar de cambiar el rumbo de las cosas? Seguiré el consejo de Ayn Rand: “En el estado actual de confusión y contradicciones políticas, es difícil respaldar a cualquier candidato con algún grado de certeza. Si un candidato evade, se equivoca y oculta su posición bajo un montón de concretos aleatorios, [como sucede aquí y ahora] debemos sumar esos concretos y juzgarlo en consecuencia. Si su posición es mixta, [como sucede aquí y ahora con casi la totalidad de los candidatos] debemos evaluarla preguntando: ¿Protegerá la libertad, o destruirá lo que queda de ella? ¿Acelerará, demorará, o detendrá la marcha hacia el estatismo?”

Me concentro en la parte que apunta a quién demorará la marcha hacia el estatismo, tomando en cuenta que todos son estatistas; y lo tropicalizo en quién hará menos daños, y en la eventualidad de “arreglar las cargas en el camino” con el menor costo material e institucional posible. Para mí, la clave es evitar que lleguen a la Presidencia Sandra Torres y lo que representa Thelma Cabrera. En aquella línea, sigo pensando que Isaac Farchi es una opción; votaré por Lionel Toriello con convicción; le daré una oportunidad a Álvaro Arzú y pondré mi equis sobre Ricardo Quiñónez.

¿Tú, qué piensas?