Lunes 21 DE Octubre DE 2019
Opinión

Políticos de oportunidad, desgracia para el país

No apueste su futuro al tin marín, vote racionalmente.

Fecha de publicación: 13-06-19
Por: Mario Mérida

 

Las circunstancias negativas, el desasosiego y la incertidumbre que la mayoría de guatemaltecos experimenta, es consecuencia de las reformas antojadizas de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, traída aparentemente por un migrante norteamericano a nuestro país. Esta ley ha provocado que a setenta y dos horas de las elecciones todavía no se tenga certeza si participarán 19 o menos candidatos para optar a la Presidencia de la República de Guatemala.

Antes de continuar es oportuno reseñar que desde 1944, se han elegido 16 presidentes: 1 doctor en filosofía; 6 militares; 2 ingenieros, un bachiller, 8 licenciados –2 de ellos designados por el Congreso–, 6 juntas militares y 9 jefes de Estado asumieron el poder. A la fecha no hemos tenido en la Presidencia a politólogos, doctores, químicos, sociólogos, antropólogos, comunicadores sociales, psicólogos, mercadólogos, odontólogos, arquitectos, agrónomos, bibliotecólogos, siquiatras, oftalmólogos, endocrinólogos, cardiólogos, arqueólogos y me disculpo, porque seguramente olvidé mencionar otras profesiones.

Es muy poco probable que nos hubiésemos preguntado por la repetitiva participación de abogados y militares a cargos de elección popular. Tampoco ¿Por qué circunstancias se alejan de la actividad política los profesionales mencionados en el párrafo anterior? Será por el riesgo de ser atacados, para boicotear su participación; la ingrata deslegitimación mediática, para vender unos ejemplares más o más espacios en la radio y la televisión; el hecho de que ser servidor público, no es rentable y que, además quedan atados por 20 años al escrutinio de la Contraloría General de Cuentas; o simplemente porque no vale la pena exponerse por una sociedad que ya comprendió la rentabilidad del conflicto.

Mientras se encuentran las respuestas a las preguntas sugeridas, es importante descubrir ¿Quién de los candidatos tiene el milagroso Santo Grial? Ante la incertidumbre y la limitada oportunidad para conocer a los candidatos por la ausencia de debates públicos y a pocas horas de acudir a las urnas –aún sin tener claro, qué valor tiene el voto nulo– solamente queda esperar un milagro o dedicar tiempo para escuchar detenidamente los últimos mensajes, que aún circulan en algunos medios –televisión, radios y periódicos–, blindarse contra la desinformación que circula en los netcenter y no dejarse sorprender por la imagen retocada de los candidatos.