Miércoles 19 DE Junio DE 2019
Opinión

Ideología sin integridad …

( “Ideología” e integridad no tienen nada que ver, pero la integridad debe ser la base en toda gestión, es el pilar de la verdad y la justicia … )

Fecha de publicación: 25-05-19
Por: Carlos A. Rodas Minondo

 

Oímos los diferentes puntos de vista de políticos y no políticos, que de derecha y de izquierda, que los chairos y los del de la Oligarquía, y al final se aferran a una “ideología” que muchos ni conocen o dicen conocer, pero sin importar la esencia que debe prevalecer, que es la integridad.

La esencia y la base en toda gestión debe ser la integridad. A partir de ello, se establece el respeto al derecho y se pueden definir políticas, procesos y procedimientos de buenas prácticas orientado al bien común. No es posible concebir nada bueno, que no esté cimentado con integridad y valores. Según mi opinión, los sistemas de ideologías como los conocemos, de derecha Capitalismo, de izquierda comunismo sin ir a los extremos, han sido manipulados y tergiversados por políticos y personajes que buscan protagonismo y sesgan sus objetivos a intereses particulares. El capitalismo, es más que claro que es el sistema que domina y funciona en el mundo, bajo un estado de derecho y libertad de acción y de Empresa que crea y genera riqueza. El Comunismo o extrema izquierda, en resumidas cuentas, crea y genera pobreza. Los términos derecha e izquierda, manipulados por políticos, han creado en la actualidad una dimensión diferente que se ha extendido en un marco amplio y que involucra medias tintas y aspectos indefinidos sin una base de valores e integridad.

En definitiva, el sistema capitalista, tiene fortalezas y debilidades. El Capitalismo el que ha funcionado, generando desarrollo y riqueza en el mundo, tiene una debilidad en aspectos de justicia social, sin embargo corrigiendo este tema, llegaría a la perfección. La extrema izquierda Comunista, nunca ha funcionado, con personajes que quieren imponer un sistema socio político económico, que entregue a la clase trabajadora, Instituciones y los servicios a través del Estado y a la orden del pueblo, quitando de por medio al patrono o sector Productivo Empresarial, afectando la economía de país y apropiándose de la riqueza generada por el sector productivo.

Al final, los promotores de este sistema falso, nefasto y anti-libertad, no viven lo que promueven, lo cual los hace ser totalmente farsantes. Son vividores y resentidos y buscan llegar al poder para acabar con el sector productivo Empresarial en general, aprovechándose de aliados importantes para lograr obtener “ellos” poder y riqueza y mantener un pueblo en los mismos términos de miseria. Muy claro y resumido los objetivos de un sistema abusador, obsoleto y fracasado. El líder socialista vive a expensas del que produce y trabaja. Para seguir con la esencia del tema de esta columna, es importante dejar claro que la falta de integridad, es lo que ha afectado a todas las sociedades y al capitalismo en el aspecto de justicia social, que es donde se debe trabajar.

Muchos extremistas, defienden el sistema y su ideología a capa y espada, dejando a un lado los aspectos de integridad. Ser justo y respetar el derecho y libertad de todos por igual, pensar en el bien común y el bien actuar, implementando buenas prácticas a todo nivel, hará que exista justicia social, lo que resultará en desarrollo y paz.

Creo que antes de defender la posición de un sistema, debemos pensar en integridad, no es posible que un sistema funcione si no estamos trabajando bajo la justicia, las buenas prácticas y que se cumpla la ley.

Entendemos que todo tiene una razón de ser, existe resentimiento por un patrono explotador, sin embargo, son casos menores puntuales que no se pueden enraizar ni generalizar en una forma de actuar y de vida, ya que existen en su mayoría buenos patronos. Se debe atacar la corrupción a todo nivel, empezando por realizar los cambios en los sistemas y las leyes para que puedan optar a los cargos públicos gente íntegra y capaz.