Lunes 15 DE Julio DE 2019
Opinión

Una carrera de “enanos”

El efecto político de las recientes resoluciones de la Corte de Constitucionalidad.

Fecha de publicación: 21-05-19
Por: Phillip Chicola

 

Las recientes resoluciones de la Corte de Constitucionalidad, que revocó la inscripción de Zury Ríos y denegó el amparo provisional que buscaba la inscripción de Thelma Aldana, abren la puerta para un escenario que en análisis electoral se le denomina como “carrera de enanos”.

La idea hace referencia a una dinámica electoral en la que varios candidatos “pequeños” compiten en una carrera cerrada por ganar la elección; o en este caso, por llegar a segunda vuelta. Y esa competencia tiene como objetivo alcanzar un porcentaje relativamente bajo de votos.

El análisis parte de una premisa: salvo ocurra un evento extraordinario, la candidata de la UNE, Sandra Torres, tiene prácticamente un ticket asegurado en segunda vuelta, con alrededor de 20 por ciento de intención de voto, apalancado en el apoyo a nivel rural y en la estructura territorial del partido. Esto implica que en condiciones ceteris paribus, la gran interrogante de cara al 16 de junio es quién será el candidato que alcance el segundo lugar y compita contra Torres en el balotaje.

Dada la atomización partidaria que impera en Guatemala, y la fragmentación del voto urbano, se visualiza una elección en la que el segundo lugar de la contienda podría alcanzar la segunda vuelta con un 12 a 15 por ciento de los votos válidos.

Las encuestas de los últimos dos meses nos permiten identificar a los actores que podrían protagonizar esa carrera. Candidatos como Alejandro Giammattei, Roberto Arzú y Edmund Mulet integraban un pelotón que aparecía por debajo de Ríos y Aldana en la intención de votos. Eliminando a las candidatas en segundo y tercer lugar implica que son estos tres quienes ahora protagonizan la competencia por el segundo lugar en las votaciones.

Pero hay otra variable importante. La revocatoria de Ríos y la no-inscripción de Aldana implica que un 25 por ciento del voto se quedó “huérfano”. Ríos apelaba a un mercado urbano-céntrico, de segmentos medios y medio-altos con una visión más conservadora de la política; aunque también empezaba a ganar simpatía en algunas zonas en el área rural. Aldana, por su parte, apelaba a un mercado urbano y de ciudades intermedias, de clase media con una visión más reformista de la política.

La pregunta del millón es cuáles candidatos pueden captar ese voto huérfano de Ríos y Aldana. Un análisis de similitudes discursivas nos indica que el voto de Ríos puede decantarse por opciones como Giammattei, Roberto Arzú o Mulet, además de Julio Héctor Estrada de Creo. Ahora, en el caso del voto de Aldana, pareciera que el mismo encuentra ciertas simpatías en Mulet, pero también en candidatos pequeños como Manfredo Marroquín, Aníbal García o Manuel Villacorta.

Predecir a ciencia cierta cómo se moverá el voto de Ríos o Aldana resulta fútil. Los ejercicios planteados en algunas encuestas de opinión de intentar identificar a las “segundas opciones” de aquellas candidaturas con posibles problemas legales, siempre arrojaban resultados no concluyentes.

Lo anterior implica que entre el 16 de mayo y el 16 de junio, Giammattei, Arzú, Mulet, además de otras opciones que vienen en el siguiente pelotón de candidatos, entrarán en una carrera agresiva por capturar ese 25 por ciento de voto huérfano, más un 30 por ciento de indecisos.

Esa carrera, vale decir, es más emocional que racional. El candidato que logre generar un discurso que apele a los electores huérfanos o indecisos; el candidato que logre romper paradigmas y captar la atención del electorado; el candidato que conecte con el votante en la recta final es el que puede tomar inercia en los últimos 30 días de campaña.

Y tal y como lo demuestran experiencias de “carreras de enanos” en otras latitudes (el caso de Costa Rica en 2014), en este tipo de elecciones, quien tome inercia en la recta final de la carrera es quien resulta vencedor. O en el nuestro, quien logre llegar a segunda vuelta contra Sandra Torres.