Lunes 23 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Noche de música clásica

“La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía”. Ludwig van Beethoven.

Fecha de publicación: 18-05-19
Por: Danilo Parrinello

 

Varias veces me he confesado como un melómano empedernido en el más amplio sentido de la palabra. Me gusta la música, toda la música, y esto me viene de herencia y de gusto adquirido. La música clásica, culta, académica o como usted prefiera llamarla la adquirí de mi madre que tocaba en el piano a los clásicos. Fue en familia que también conocí la Zarzuela; ese género español que mezcla lo culto y lo popular. Otro tanto me sucedió con la música popular de toda índole y latitud. Así seguí por mi cuenta aprendiendo y disfrutando de la música que contempla todos los géneros latino, rock, baladas, etcétera.

Tras este breve introito ustedes cultos lectores, comprenderán que para mí fue irresistible la invitación que me hiciera el Excelentísimo Señor Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación de Rusia acreditado en nuestro país, el señor Alexander N. Khokhólikov para asistir a un concierto privado en su residencia en esta ciudad. El evento tuvo lugar el pasado 3 de mayo y nos permitió a los invitados conocer a dos jóvenes músicos destacados de su país.

Los jóvenes virtuosos, un flautista y una pianista fueron: él, Víctor Khotulev nacido en Moscú en el año 1982 quien ha sido laureado en numerosos concursos nacionales e internacionales. Este joven artista toca desde el 2007 en el Quinteto de viento de Moscú. Desde el año 2012 hasta la fecha es Artista de la Orquesta Filarmónica Nacional de Rusia.

Ella, Marina Kosterina quien tiene un doctorado de la Academia Gnesin. Ha sido profesora en la facultad de piano de la Academia Rusa de Música, es solista de la Filarmónica de Omsk. Ha sido laureada en múltiples concursos internacionales. Tanto en Nueva York como en Madrid, en Moscú o París, entre otros.

Jóvenes y laureados artistas rusos que en el marco de la espléndida residencia de la Embajada Rusa nos deleitaron a los amigos asistentes donde había miembros del cuerpo diplomático, y de la sociedad guatemalteca invitados para tan especial ocasión. Al inicio de la velada el Señor Embajador dio un corto discurso donde recordó que hace veinte años estaba él integrando la primera representación rusa en nuestro país. Señaló que ya ha habido eventos artísticos que la embajada ha patrocinado y que esperan seguirlo haciendo permanentemente en Guatemala.

La grata sorpresa la dio Anastasia, la muy joven hija de los embajadores, quien es una gran cantante que nos deleitó fuera de programa con dos espléndidas interpretaciones, de piezas contemporáneas. Durante el concierto fue la esposa del embajador quien fungió como maestra de ceremonias. Anunciaba las obras de Poulenc, Rutter, Enrique Granados, Joaquín Rodrigo, Tchaikovsky, Bizet y Borne. Finalizamos esa deliciosa noche con una recepción en esa bella mansión.

Nota Política: Como lo predije la semana pasada se dio un gran cambio en el panorama electoral y “El Incansable” Luis Velásquez Quiroa, mi puro Wachalal sigue consolidándose particularmente en el interior de la República. Ante un elenco de improvisados candidatos, financiados por oscuros capitales usted no se deje engañar, medite su voto.