Sábado 14 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Las canciones y las marimbas en la Huelga de Dolores (X parte)

Sheldon Whitehouse informa al Departamento de Estado, el 15 de enero de 1931, que el general Ubico Castañeda es el único candidato para el proceso eleccionario que se avecina.

Fecha de publicación: 18-05-19
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

 

Sheldon Whitehouse, el embajador estadounidense en Guatemala, informa al Departamento de Estado, el 31 de diciembre de 1930, que la Asamblea Legislativa nombró a los tres designados a la Presidencia de la República, en su orden; licenciado José María Reyna Andrade, primer designado, segundo, general José Reyes y tercero, general XXX Solórzano. En ese mismo oficio, reporta que la Asamblea Legislativa eligió como presidente de la República al licenciado Reyna Andrade hasta que se concluya el proceso eleccionario de la nueva autoridad que deberá ser electa. Agrega, que se firmó una amnistía para los golpistas. Así, concluye el año de 1930, el segundo de la gran depresión capitalista mundial y sus efectos económicos y políticos en Guatemala. En suma, con un nuevo presidente de la República, que durará en el cargo hasta que sea electo el nuevo presidente del país. Whitehouse informa al Departamento de Estado, el 2 de enero de 1931, que tomó posesión del cargo de presidente de la República, el licenciado José María Reyna Andrade, al tiempo que fueron designados ministro de la Guerra, el general José Reyes y el licenciado Alfredo Skinner Klee como ministro de Relaciones Exteriores. El embajador estadounidense Whitehouse solicita al Departamento de Estado, el 2 de enero de 1931, el reconocimiento del presidente de la República, licenciado Reyna Andrade, por parte del gobierno y pueblo de los Estados Unidos de América. Parece que las fuerzas detrás de Ubico Castañeda tienen prisa. El 3 de enero de 1931 se publica el decreto convocando a elecciones presidenciales. En esa misma fecha, informa el embajador Whitehouse al Departamento de Estado que las elecciones han sido convocadas para los días 3, 7 y 8 de febrero de 1931. En suma, tres presidentes de la República, entre el 11 de diciembre de 1930 al 2 de enero de 1931. Baudilio Palma, Manuel Orellana y José María Reyna Andrade. Todo se puede en una república bananera, del “back yard”. El 7 de enero de 1931 se informa por parte de la legación estadounidense que la candidatura del general Jorge Ubico Castañeda ha sido inscrita formalmente. Se menciona que dentro del Partido Liberal existe una disidencia, la del licenciado Bernardo Alvarado Tello y sus correligionarios. El 7 de enero de 1931 el Departamento de Estado informa a la legación estadounidense en Guatemala que va a reconocer al gobierno del licenciado Reyna Andrade. Además, informa que la empresa fosforera sueca pagó US$785 mil el 8 de enero al gobierno de Guatemala y que puede dar un préstamo de US$2 millones 500 mil. Agregan que detrás de la candidatura del coronel Arturo Ramírez, otro de los que entonces se postulaban a la presidencia de la República, se encuentran los mexicanos. El 14 de enero de 1931 los miembros del Cuerpo Diplomático en Centroamérica, Edwin Wilson y Fred T. Cruse (El Salvador y Costa Rica, respectivamente) informan al Departamento de Estado que consideran posible la elección del general Jorge Ubico Castañeda. Sheldon Whitehouse informa al Departamento de Estado, el 15 de enero de 1931, que el general Ubico Castañeda es el único candidato para el proceso eleccionario que se avecina. Propone inclusive adelantar las fechas de la elección. No obstante, su propuesta, las fechas se mantienen. Charles C. Eberhard reporta el 15 de enero de 1931 al Departamento de Estado la noticia de que el periodista Federico Hernández de León ha salido para Costa Rica para sondear con los costarricenses sobre la elección del general Jorge Ubico Castañeda. En su reporte dice que se cree que Hernández de León hará misiones similares en el resto de países centroamericanos. Continuará…