Jueves 14 DE Noviembre DE 2019
Opinión

Falta poco

La incertidumbre, requiere prudencia.

Fecha de publicación: 16-05-19
Por: Mario Mérida

 

Es indudable que este proceso electoral es altamente inestable. Estructuralmente por la manera como quedó regulado. Se nos han olvidado los momentos cuando uno de los diputados ponentes de las reformas de la Ley Electoral, gritaba frenético, que la ley había que aprobarla, sin más, porque les había llegado enlatada de la avenida La Reforma, advirtiendo que aquellos que no la aprobaran ya no podrían viajar a Disney World.

Su aprobación trajo como consecuencia ambigüedades, particularmente en cuanto a la comunicación política, que se convirtió en una limitación a la libertad de expresión, que aún persiste a pesar de gestiones realizadas ante la Corte de Constitucionalidad (CC), o por la Cámara Guatemalteca de Periodismo, que expresó en uno de sus tantos comunicados: “A) Condena la pretensión de controlar, censurar y sancionar el ejercicio de la libertad de emisión del pensamiento, así como la intencionada limitación de los derechos democráticos de participar en política y de elegir, ser electo y optar a cargos públicos, a través de las referidas disposiciones legales y reglamentarias impugnadas de inconstitucionalidad; y B) Demanda de la Corte de Constitucionalidad que, habiendo vencido los plazos legales para el efecto, resuelva en definitiva las respectivas impugnaciones y deje sin vigencia y expulse del ordenamiento jurídico guatemalteco dichas disposiciones legales y reglamentarias impugnadas” (31/enero/2019).

Coyunturalmente hemos visto cómo se ha judicializado y continúa judicializándose el quehacer político, tanto por las autoridades electorales, como por algunos candidatos o por sus grupos de apoyo para quitarse de encima a sus competidores. A esto se suma una sistemática campaña de desinformación a través de un sinnúmero de encuestas, tan disímiles como número de candidatos presidenciales hay.

La incertidumbre en el plano electoral terminará, al conocerse oficialmente, si la candidata del partido Semilla participará en las próximas elecciones. Si la respuesta de la C.C., le es favorable, como cree la mayoría, entonces el debate pasará a las cortes en donde tendrá que aclarar algunas acusaciones en su contra.

Es difícil, por no decir imposible, hacer un pronóstico acerca de cómo evolucionará el panorama político, lo único que queda, es hacer un llamado a los guatemaltecos a actuar con prudencia, que no significa dejar de expresar sus acuerdos o desacuerdos, sino de evitar acuerpar agendas desconocidas.