Viernes 18 DE Octubre DE 2019
Opinión

Nuevo sistema del gobierno electrónico busca mejorar el servicio público y la confianza de sus ciudadanos

La aplicación de tecnologías de la informática y las telecomunicaciones, han pasado a formar parte fundamental de la superación y desarrollo de cualquier país.

Fecha de publicación: 14-05-19
Por: Seok-hwa Hong *

 

Hoy por hoy, la aplicación de tecnologías de la informática y las telecomunicaciones, han pasado a formar parte fundamental de la superación y desarrollo de cualquier país, en especial de los países desarrollados quienes, con el fin de mejorar y transparentar su funcionamiento, han tenido que valerse del uso estratégico de toda clase de herramientas que la tecnología pueda ofrecer, en la búsqueda de dos cosas esenciales: brindar trámites más rápidos a sus ciudadanos y crear confianza total del pueblo a su gobierno.

Corea no ha sido la excepción y ha tenido que valerse del gobierno electrónico y, en aras de apoyar al pueblo guatemalteco en el desarrollo de esta herramienta, ha organizado un foro bilateral, este 20 de mayo, donde una delegación coreana compuesta por diez especialistas en tecnología informática compartirán la experiencia de Corea en el tema con especialistas tecnológicos guatemaltecos.

Si bien el concepto de gobierno electrónico se oficializó por primera vez en Corea en el año 2001, al promulgarse la “Ley de gobierno electrónico”, cabe destacar que este concepto se remonta a 52 años atrás, cuando se utilizó el sistema de computación para la realización de un censo poblacional.

Parte del proceso del gobierno electrónico incluyó una serie de etapas que iniciaron con la creación de bases de datos de administración, donde se digitalizaron los documentos en papel, para pasar luego al desarrollo de sistemas para organizaciones gubernamentales G2G, tales como el sistema de documentos electrónicos y el sistema presupuestario. Terminada esa etapa, se desarrollaron servicios para el público, desde donde los coreanos experimentaron los servicios en línea llamados G2C /G2B.

El siguiente paso fue la integración de la infraestructura y las plataformas de Tecnología Informática y así, el centro de datos del gobierno pasó a ser el ejemplo más famoso e importante del manejo de información. Luego se dio paso a la integración de servicios y conjuntos de datos y se desarrolló una ventana única de servicio para los ciudadanos, así como una plataforma de intercambio de datos para entidades gubernamentales.

Corea cuenta actualmente con un servicio del Registro Civil, al que le llama “Registro Residente”. Con este servicio, a cada ciudadano se le brinda un número único que será la llave de acceso a la diversidad de servicios gubernamentales, desde la cuna hasta la tumba, literalmente.

Para dar una idea de este servicio, se citan algunos ejemplos del tipo de asistencia que se le brinda a cada ciudadano, desde su llegada al mundo. Cuando un coreano nace se le asigna un número de subvención de parto; de infante, se les recomienda un calendario de vacunación y se le notifica su proceso de matrícula escolar; de adolescente, se le da su tarjeta de identificación; llegado su cumpleaños 19 años, se le asigna su derecho de voto; cuando alcanza la edad mediana, se le brinda apoyo de arrendamiento o préstamos para compra de vivienda; al llegar a la ancianidad, se le brinda servicio nacional de pensiones.

Es de mencionar que la herramienta del gobierno electrónico no es algo que ha surgido de la noche a la mañana, esta herramienta es producto de una serie de procesos que hasta el día de hoy ha permitido contar con una serie de servicios como el “Registro Residente” y con otro denominado “Sistema de procesos de negocios ‘OnNara’ (Business Process System)”, con el cual no solo se gestiona documentos, sino se administra, acelera y archiva todo el flujo de trabajo para aumentar la productividad y la transparencia en el trabajo gubernamental.

Corea aún tiene mucho camino por recorrer en este tema, porque, sin duda, se debe mejorar la usabilidad, accesibilidad y seguridad, en colaboración entre el sector privado y el sector público, pero espera que su ejemplo de superación deje una enseñanza a la humanidad, en especial a los países en vías de desarrollo, de que sí es posible salir de la pobreza por medio de dos acciones importantes: la búsqueda del desarrollo de su educación técnica y el entendimiento colectivo sobre cómo mejorar la eficiencia y transparencia de su administración gubernamental.

* Embajador de la República de Corea en Guatemala