Viernes 19 DE Abril DE 2019
Opinión

Por quién votar

El candidato que crea en la vida, la libertad y la propiedad privada merece nuestro voto. Mi “Pur Utz Wachalal” cree en ello.

— Danilo Parrinello

 

Escribo esto porque estamos los guatemaltecos a menos de 90 días a que en las urnas libremente decidamos el rumbo que ha de seguir nuestro país. En estas elecciones, culpa de las grotescas reformas a la Ley Electoral que desde el Congreso de la República aprobaron unos “honorables” que agachando la cerviz se humillaron deponiendo el orgullo de ser Chapines y culpa también al cuestionado Tribunal Electoral, otrora supremo, hay peligros que acechan con llevarnos por caminos tortuosos. Si nos equivocamos podemos tomar un rumbo que nos lleve a una dictadura como la venezolana, originalmente disfrazada de democracia que devino en una clásica dictadura caribeña, como la de los sátrapas cubanos que gobiernan despótica y arbitrariamente, al más puro estilo estalinista, a un pueblo de prisioneros harapientos sin presente ni futuro próximo.

Estimados lectores que me honran leyéndome, les invito a que nos preguntemos y también contestemos: ¿Qué candidato de los veinte que aproximadamente llegarán a las elecciones creen y prometen defender la vida, la libertad y la propiedad privada, por sobre todas las cosas? Al tener la respuesta sabremos por quién debemos votar.

El candidato debe creer que la vida no es simplemente el hecho de estar vivo, sino la posibilidad de educarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos, de disfrutar plenamente la existencia así como superarnos. Tener acceso a la salud y a la educación. El candidato que crea en la vida y la garantice, que crea firmemente que el gobierno, como parte del Estado, tiene la obligación de garantizar la vida de los ciudadanos que puedan y quieran relacionarse armónicamente con su prójimo, a ese candidato debiéramos otorgarle un tercio de nuestro voto.

La libertad del ser humano, en el mundo civilizado, no es solo tener la condición de ser libre y no esclavo. La libertad en la que nuestro candidato debe creer, es esa facultad natural que debe tener el hombre de obrar como prefiera siempre que no interfiera en la libertad y el obrar de otro hombre. El candidato que merece nuestro voto debe creer en la libertad que debemos tener los humanos de creer o no creer en Dios, sea el que fuere en el que creemos. Nuestro candidato debe creer en la libertad de formar una familia por ser la base de la sociedad. Tener la libertad de locomoción y garantizar la misma. Debe además creer en la libre emisión del pensamiento, sin censura de ninguna naturaleza. Tendrá que creer en la libertad de la educación, del ejercicio de una profesión u oficio. Deberá creer en la libertad de emprender. Y también en la de la libre asociación. Quien crea en lo expuesto debiera tener un tercio más de nuestro voto.

Finalmente le podemos dar el último tercio al candidato que crea firmemente en la Propiedad Privada, como derecho inherente al ser humano y garantice, con la ley en la mano, su uso, explotación y disfrute así como la facultad de heredarla a quien quiera. Debe saber que lo que es del Estado es de todos y por ende nadie lo cuida, ni lo defiende ni explota racional y productivamente.

Pensemos nuestro voto, Guatemala lo merece.

P. S. Liberen ya a Juan Chiroy.

Etiquetas: