Sábado 20 DE Abril DE 2019
Opinión

Se hizo realidad…

La vieja política cooptó a la joven política.

— Mario Mérida

 

El año pasado publiqué La anciana y la novel política, seguido de la entradilla: “La segunda generalmente parida por la primera”. Hasta ahora no hemos visto un partido integrado mayoritariamente por personas entre 18 a 33 años.

“Lo que se observa son políticos (as) viejos (as) colgados (as) del brazo de jóvenes y rodeados de algunas caras nuevas, lo que resulta insuficiente para asegurarse credibilidad y confianza de cara a las próximas elecciones”.

Tal como se esperaba, el estribillo que más se repite es el de la lucha contra la corrupción, a pesar que solamente el siete por ciento de los guatemaltecos la ven como uno de los principales problemas del país. (Prensa Libre. 27.02-2019). El otro tema en boga es la impunidad, complementada con posiciones en favor o contra la CICIG.

Hasta hoy no se han escuchado propuestas innovadoras, pareciera ser que el viejo refrán de que “Más vale lo viejo conocido, que lo nuevo por conocer”, es una realidad. Esto no es una afirmación, solo pretendo provocar la reflexión de los potenciales votantes, acerca de la importancia de evaluar desde diversas perspectivas a los candidatos y sus propuestas, considerando la viabilidad de estas, además de guiarse por su intuición.

Otros candidatos se presentan como los únicos salvadores de un país al borde del abismo. Argumentan, que de no resultar triunfadores en el próximo evento electoral nuestro país caerá en un precipicio, que marcará el fin de nuestros días. Dicho de otra manera, dejaremos de ser Estado.

La otra variable que exhiben algunos de los candidatos presidenciales, es su poca honestidad y transparencia, porque hace unos días, algunos de estos se exhibían como analistas, expertos o columnistas independientes e imparciales en la descripción de escenarios. ¡Pero, hoy son la solución nacional¡, … ¿Les creerá el votante? El destino de Guatemala, no está en manos de quienes compiten por la presidencia, sino en el voto racional de los guatemaltecos.

Por cierto, estos candidatos apocalípticos, ni siquiera aparecen en las encuestas. Según las cifras de la encuesta Gallup, citada en el artículo del licenciado Mario Antonio Sandoval: el 83 por ciento no tiene preferencia partidaria. El 17 por ciento votaría por Sandra Torres; el diez por ciento por cualquier figura nueva o por Thelma Aldana y el siete por ciento por Zury Ríos. “muchos de los resultados anteriores son un empate técnico, como correctamente señala Gallup” (Prensa Libre 04-03-2019).

Etiquetas: