Martes 19 DE Marzo DE 2019
Opinión

Algunos colegios profesionales cooptados por corruptos

Que todas las juntas directivas pongan sus barbas en remojo, cuando actúan al margen de la ley y la decencia.

— Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Más noticias que te pueden interesar

 

Realmente ha resultado penoso y vergonzoso la actitud de varios “pseudo” profesionales que han estado en numerosas juntas directivas de los Colegios Profesionales y su complicidad con los gobiernos de turno, recientemente. Ya se sabe del nivel de corrupción de varios de esos gobiernos, entre los que se incluyen los investigados por el Ministerio Público –MP– y la CICIG. Desde Arzú, pasando por Colom Caballeros, Pérez Molina-Baldetti y ahora el de Jimmy Morales. El caso de la Junta Directiva del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Guatemala, que entregó un reconocimiento al Ministro de Ambiente, con el título de Agrónomo Honorario, al señor Alfonso Alonzo, de pésima evaluación ciudadana, con relación a su reputación como funcionario público, sin mérito alguno y que descaradamente ha dicho públicamente que no conoce del tema del ministerio a su cargo y que para ello cuenta con asesores. Este señor es el que ha utilizado un helicóptero, pagado con recursos públicos para ir a votar. Lo anterior provocó, la gota de agua para rebalsar el vaso de la paciencia de los agremiados a ese colegio, que en actitud digna, desconocieron a la Junta Directiva del mencionado colegio, en una asamblea general. Buen precedente y excelente lección para el resto de colegios profesionales y sus agremiados. Que todas las juntas directivas pongan sus barbas en remojo, cuando actúan al margen de la ley y la decencia. No ha sido caso único el Colegio de los Ingenieros Agrónomos. Hace ya algunos años, “la vieja guardia” del Colegio de Ingenieros de Guatemala, se movilizó para recuperar a su ente gremial, envuelto también en malos manejos. No hace mucho, un movimiento en contra de algunos miembros de la Junta Directiva del Colegio de Arquitectos de Guatemala, provocó la salida del entonces Presidente y de otros miembros de ese ente de dirección y en nuevas elecciones un grupo de profesionales arquitectos lo ha empezado a encauzar por caminos de la dignificación, actualización y defensa profesional necesaria. Naturalmente, queda mucho por hacer, comenzando con el problema del fideicomiso, en donde hay varios arquitectos que integran de forma vitalicia el consejo administrativo del mismo.

Desafortunadamente, el Colegio de Economistas, Contadores Públicos y Auditores y Administradores de Empresas, del cual me honré al ser su Vicepresidente hace ya muchísimos años y del cual soy colegiado activo, tampoco ha sido la excepción en los años recientes. El día de las elecciones de la Junta Directiva del mismo, el candidato de una de las agrupaciones responsables de la debacle de nuestro gremio profesional, fue capturado por su supuesta participación en los turbios negocios del Ministerio de Gobernación, en los años del exministro López Bonilla. Se trata del ex viceministro administrativo de gobernación, Oscar García Quemé, señalado en el caso de corrupción durante el gobierno del Partido Patriota (PP). Al momento de su captura, había ganado la segunda vuelta electoral para ser el próximo presidente del colegio mencionado, con la agrupación PLATAFORMA ACADÉMICA UNIVERSITARIA (PAU). Tras este nuevo escándalo, en el Colegio de los Profesionales de las Ciencias Económicas, la junta directiva electa, no pudo tomar posesión por razones obvias, hasta que varios meses después, la Corte de Constitucionalidad resolvió que la nueva junta directiva tenía que tomar posesión y la anterior tenía que entregar los cargos. Ahora que se realizan las elecciones del Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala, para el período 2019-2023, en la que participan el actual decano, licenciado Luis Suárez, en un intento nefasto de reelección y el doctor Abraham González, el Tribunal Electoral del Colegio de CC. EE.; no ha permitido la inscripción de la planilla del segundo mencionado, aduciendo anomalías en su listado. Sin embargo, el Tribunal Electoral del Colegio de CC. EE.; que tomó tal resolución ya se excedió en el tiempo para el cual fuera electo, por más de veinte meses, pues tomó posesión el 18 de junio de 2014, siendo que el periodo de tres años para el cual fueron electos terminó el 19 de junio de 2017. No obstante ello, el 27 de febrero de este año, fue electo un nuevo Tribunal Electoral, que tomó posesión el miércoles 13 de marzo del año en curso y que obviamente no conoció el caso mencionado. La cuestión se complica dado que el anterior Tribunal Electoral no tenía competencia para organizar la elección del nuevo Tribunal Electoral. Los chanchullos de los corruptos profesionales cooptados siguen. Falta saber en detalle los nombres y los apellidos de tales “pseudo” profesionales.

Continuará…

Etiquetas: