Martes 19 DE Marzo DE 2019
Opinión

Los rumbos de la vida

Un camino sinuoso.

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

 

La vida está contenida de una sucesión de decisiones, es cuestión permanente, vertiginosas algunas, sopesadas otras. Los resultados de aquellas, determinan nuestros derroteros. Siempre estamos optando. Nunca termina, sucede en lo procedimental, lo cotidiano. Pero no queda allí. No. Implica lo etéreo, subjetivo. Lo sublime. En alguna etapa de la vida y por decisiones previas, habremos ya afirmado “nuestras grandes líneas”: una vida en el deporte, literatura, negocios, acción política. Lista tan diversa, como los afanes humanos. Para conquistar nuestras decisiones, encontramos caminos anchos y empedrados –como los del infierno–, sinuosos y cuesta arriba, como los del campo guatemalteco. Cada quien determina su ruta ¡Otra vez decisiones! algunos caminos lo llevaran a Mariscal Zavala o a EE. UU. esposado y con visa múltiple. Otras nos darán satisfacciones de vida y nada más.

Estas reflexiones, no son casuales, han surgido, desde que tomé la decisión de ir a la política electoral, partidaria, de navegar en aquellos mares, que por momentos –en este país– han sido, nauseabundos, inútiles. Facilitó la trascendental decisión, la diáfana aprobación de mi círculo más cercano. Mi familia. No puedo negar que siempre he estado inmerso en aquellos mares. Sin embargo, desde una posición absolutamente diferente: el reclamo o la construcción de política pública, aliado de sectores agrarios, agentes de promoción social y cooperación al desarrollo. Emplazando continuamente a los agentes de la partidocracia, en la llanura o en su papel de funcionarios públicos. Siempre con magros resultados. Hay que decirlo. Esto, si lo comparamos con el descomunal esfuerzo de las organizaciones sociales y agrarias. ¿Es que ahora, hemos encontrado la llave de la solución? No. Simplemente consideramos que la participación político electoral, es la prolongación de la movilización social, llevada al Parlamento y Ejecutivo. Hemos optado por apoyar e incorporarnos, a la iniciativa de Plataforma Ciudadana y Movimiento Semilla. Coadyuvar con la propuesta de una opción democrática a la sociedad. Excelentes figuras nacionales, son el motor de aquella histórica tarea. En el centro nervioso, hay juventud, mucha juventud, visión de país y ganas de hacer política seria, lejos de corruptela y desvaríos circenses.

Así que, en razón de aquella decisión, respetando el decálogo de elPeriódico y a quienes desde la lectura nos han acompañado. Debo ahora despedirme de este importante espacio. Decisión dolorosa. Agradecido con Jose Rubén Zamora, –pilar de la libertad de expresión– por el alero y palabras orientadoras; y a usted por el tiempo que dedicó a leer y comentar las ideas acá expresadas. No lo duden continuaremos el debate. Así que adelante.

Etiquetas: