Lunes 22 DE Julio DE 2019
Opinión

El líder que hace falta

Las tres posibles candidatas con algo de apoyo han despertado la división.

Fecha de publicación: 14-03-19
Por: Méndez Vides

 

La mayoría de guatemaltecos no saben por qué votar ni por quién para presidente en las próximas elecciones. Nos vendaron los ojos a la fuerza, gracias a un sistema ingenuo o malicioso que está haciendo aumentar la apatía y desestimulando la participación cívica.

El debate se limitará a una carrera muy breve, digamos al mes de mayo, porque el feriado de Semana Santa plantea un paréntesis, así que los candidatos desesperados saldrán tarde con sus ingeniosos escándalos para atraer la atención. El liderazgo no se le concede a quien quiere sino a quien puede, de manera natural.

Una dinámica tengo grabada de mi época de formación, en una aldea en Inglaterra a donde se nos llevó a un grupo de quizá cuarenta nacionalidades. No nos conocíamos, y después de la cena de bienvenida se nos ordenó estar listos temprano para responder a la llamada de despertar, porque tendríamos 15 minutos para vestirnos con las prendas que encontraríamos frente a la puerta de la habitación. Yo salté de la cama al primer timbrazo, me puse las botas, la ropa gruesa y la capa, y fui bajo la lluvia y clima helado al punto donde coincidimos unos diez. En un sobre a la vista estaban las indicaciones, y fue uno de nosotros quien se adelantó espontáneamente para leer en voz alta el contenido, provocando mil posibilidades de acción. Por un instante fue la torre de Babel. El ejercicio implicaba tomar decisiones rápido, y nadie se ponía de acuerdo. El que había tomado la delantera expresó racionalmente un argumento y pidió que lo siguiéramos, y repartió funciones, sin dar importancia a dos cotorros que se manifestaron en desacuerdo murmurando. El líder surgió con autoridad, y un mes más tarde ya cada uno de nosotros sabía cuál era su lugar en la escalera de funciones, en la maquinaria del reloj. En la despedida, mientras cenábamos como amigos, en un ambiente cálido, disfrutando de bebidas espirituosas y manjares, los organizadores concluyeron que el liderazgo se manifiesta de manera natural, es un don, y en el ejercicio real de la sobrevivencia cada quien debe de asumir su lugar.

El líder no divide, por eso el “no sé” es dominante en las encuestas. Las tres posibles candidatas con algo de apoyo han despertado la división; Sandra Torres, con más antivoto que a favor, Thelma Aldana llamando basura y amenazando a quienes le tienen miedo, y Zury desatando favoritismo y oposición emotiva por el pasado. Quienes hoy sobresalen es porque dividen, pero la oportunidad existe para un líder positivo, con propuesta conciliadora, que ponga a todos a trabajar en pro del beneficio común.