Jueves 18 DE Julio DE 2019
Opinión

La inquisición

No me digas que no se te pone la carne de gallina.

Fecha de publicación: 22-02-19
Por: Luis Figueroa

 

El 22 de febrero de 1812 las Cortes de Cadiz abolieron la Inquisición. ¿Qué era la Inquisición?

Fue una institución fundada en 1478 por los Reyes católicos para mantener la ortodoxia católica en sus reinos. Como tribunal eclesiástico solo tenía competencia sobre cristianos bautizados; pero durante la mayor parte de su historia, al no existir libertades de cultos, ni de expresión en las Españas, su jurisdicción se extendió a la totalidad de “los españoles de ambos hemisferios” (como dice La Pepa).

Decir “la inquisición” es hablar de intolerancia y de arbitrariedad, de terror y de represión. Es hablar de herejías, cuando no de torturas. Es cierto que existe cierta leyenda negra acerca del Santo oficio; pero no me digas que no se te pone la carne de gallina cuando se habla del asunto; como no sea en el contexto de un “sketch” de Monty Python: “Nobody expects the Spanish inquisition”.

¿A qué viene esta efeméride? A que la intolerancia, la arbitrariedad, el terror, la represión, la idea de herejía y hasta cierto punto la tortura que evoca “la inquisición” están vivas entre nosotros. ¡¿Dónde?! ¡¿Cómo?! ¡¿Qué?! En la esfera ominosa de lo políticamente correcto y sus promotores. Ese ambiente en el que el pensamiento único no debe ser cuestionado; en la que hay palabras e ideas prohibidas, en el que la libertad de expresión no tiene valor alguno y en el que vidas y reputaciones pueden ser destruidas si así les place a los torquemadas y a sus seguidores.

Recién leí que un diputado está acusado de “racismo contra las personas discapacitadas”; y no importa que esa frase sea un galimatías, tal señalamiento, aunque viole la libertad de expresión y la prerrogativa constitucional de irresponsabilidad en las opiniones de los diputados, es una condena intolerante y represiva que mucha gente no ve espinosa porque le está ocurriendo a alguien más. Y, sin embargo, es muy peligrosa y apesta a inquisición. Le pasó a María Chula, por si ya se te olvidó. Le pasó a Marduk, por si no recuerdas. No faltan quienes quieren fiscalizar la Internet, para que no lo olvides.

¿Ya visitaste luisfi61.com?