Domingo 19 DE Mayo DE 2019
Opinión

Retrocesos en el combate a la corrupción

Fecha de publicación: 16-02-19
— editorial

La reciente suspensión de Guatemala de la Iniciativa para la Transparencia en la Industria Extractiva –EITI– constituye otro retroceso en materia del combate contra la corrupción. Aunque a los ojos de cualquier ciudadano pudiera parecer que tal suspensión nada tiene que ver con el combate a la corrupción, la evidencia internacional en esta materia demuestra que uno de los pilares de una estrategia anticorrupción efectiva es la adopción, implementación y observancia de estándares internacionales en materia de principios éticos dentro de la función pública; transparencia en la administración pública; libre acceso a la información; buena gobernanza; gobierno abierto; etcétera. En ese orden de ideas, esta iniciativa constituye una plataforma para lograr mayores niveles de transparencia y rendición de cuentas a lo largo de la cadena de valor de la gestión de los recursos naturales, incluyendo la transparencia fiscal, el comercio de materias primas y la concesión de licencias, identificación efectiva del impacto del sector sobre la economía y distribución de la renta extractiva.

Los gobiernos interesados en adherirse a este estándar deben emitir una declaración pública e inequívoca de su intención de implementar este estándar, asegurándose de garantizar a la empresas del sector y organizaciones de la sociedad civil un ambiente propicio en materia de leyes, reglamentos y disposiciones administrativas, así como someterse a un proceso constante de verificación del avance en cada uno de los aspectos mencionados antes. Razones que explican por qué la suspensión que sufre Guatemala no es poca cosa en materia del combate a la corrupción: primero, incumplir o no avanzar en la dirección correcta en este tipo de asuntos es una muestra clara del debilitamiento institucional que sufre el país y que favorece la corrupción; segundo, la suspensión se puede considerar como una señal inequívoca del poco interés del gobierno de turno de cumplir con lo que manda este estándar. Independientemente de lo que cada quien piense acerca de la importancia de las industrias extractivas para el desarrollo, la suspensión de la EITI constituye otro retroceso más en el combate contra la corrupción en el país.