Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Opinión

Evaluación de graduandos

La información presentada por el Mineduc es de gran valor y constituye una realimentación útil para fortalecer la calidad de los centros educativos.

Fecha de publicación: 15-02-19
Por: Roberto Moreno Godoy

 

¿Cuáles son los mejores colegios? ¿Cómo se ubicó el de mis hijos? Responder estas preguntas no es del todo válido, pues el sistema no fue diseñado para comparar establecimientos ni para hacer un “ranking” de los mismos. Las pruebas evalúan los aprendizajes alcanzados por los jóvenes en matemática y lectura, mostrando si dominan o no competencias básicas para la vida. Aunque la información debe ser manejada con cuidado, es halagüeño que nuestra sociedad se preocupe de la calidad que ofrecen los centros escolares y que los papás monitoreen de cerca el proceso. Todos los graduandos toman las pruebas del Ministerio de Educación. En el 2018 participaron 4 mil 083 establecimientos educativos y fueron evaluados 158 mil 161 alumnos. Con su código personal cada estudiante puede consultar su reporte individual. Adicionalmente, se publican abiertamente los informes de todos los establecimientos educativos (http://www.mineduc.gob.gt/digeduca/). Esta es una excelente forma de informar a la comunidad sobre el desempeño de los estudiantes de último año de diversificado y poner el reflector sobre los institutos y colegios. El Mineduc entrega un reporte detallado por centro educativo, que incluye el número de estudiantes evaluados, su promedio y cómo se comparan los datos con el año anterior. Adicionalmente, los resultados se presentan a través de niveles de desempeño en dos grandes categorías: LOGRO, que suma los porcentajes de estudiantes que tuvieron un resultado “satisfactorio” o “excelente”; y, NO LOGRO, que presenta la suma de los porcentajes de los niveles “debe mejorar” e “insatisfactorio”. El informe de cada centro educativo muestra la tendencia de los últimos cinco años y también contrasta sus resultados con los promedios del municipio, del departamento y del país. Adicionalmente, informa los resultados por niveles de comprensión lectora y por destrezas y estrategias de lectura, así como por capacidades de procesos matemáticos y por contenidos específicos. Dado que se están evaluando aspectos básicos y mínimos, sería de esperar que todos los jóvenes mostraran un desempeño satisfactorio. Sin embargo, esto no es así. Aunque los resultados han mejorado ligeramente en los últimos años, falta mucho por hacer. De hecho, a nivel nacional solamente 35 de cada 100 estudiantes tuvieron el año pasado un nivel de LOGRO en lectura y el panorama es aún más frustrante en matemática, pues apenas un 11.44 por ciento alcanzó los resultados previstos.

La información presentada por el Mineduc es de gran valor y constituye una realimentación útil para fortalecer la calidad de los centros educativos. Los directores de los mismos pueden emplearla para idear estrategias de mejora. Además, brinda a los padres de familia elementos de juicio para exigir una mejor actuación del centro al que envían a sus hijos. Recientemente consulté con una estimada colega qué habían hecho con los resultados del año anterior en un centro educativo. Me dijo que no se habían sentido conformes con los resultados y que habían hecho un examen minucioso de los mismos. Vieron que algunos jóvenes no estaban familiarizados con el formato de pruebas de selección múltiple, por lo que hicieron varios ejercicios para que ellos comprendieran la mecánica de las mismas y no tuvieran ansiedad al tomar este tipo de exámenes. Para fomentar la lectura establecieron un periodo diario de lectura y prepararon guías de comprensión lectora. Con el apoyo de los docentes organizaron grupos de trabajo atendidos y diseñaron guías de trabajo. Todo ello se ha hecho de manera continuada, con el ánimo de asegurar que todos los graduandos logren los objetivos de aprendizaje y que al salir del centro posean destrezas básicas para la vida. Me parece que esta es una dinámica productiva para aprovechar los valiosos insumos que brindan las pruebas de graduandos.