Martes 23 DE Julio DE 2019
Opinión

¿Duplicación de embajadores de Venezuela?

Fecha de publicación: 11-02-19
Por: editorial

El reconocimiento como Presidente Interino de Venezuela del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, por parte de más de 50 estados, que supone, por el contrario, el desconocimiento del gobierno presidido por Nicolás Maduro, ha conllevado que el referido Presidente Interino nombre nuevos embajadores de Venezuela ante los gobiernos de los países que lo han reconocido como gobernante.

Algunos embajadores venezolanos designados por el régimen de Maduro han decidido retirarse de los países que ya no reconocen a dicho gobierno y retornar a Venezuela, en tanto que otros, como el embajador de Maduro en España, Mario Isea Bohórquez, se oponen a dejar el cargo diplomático. “Yo soy el embajador legítimo de la República Bolivariana de Venezuela en Madrid, no hay otro. Yo fui designado en el marco de la Convención de Viena, no he recibido mi nombramiento por Twitter” (El País, España), ironizó Isea Bohórquez en una reciente entrevista. “Esta Embajada (…) es territorio venezolano. Nuestro deber es preservarlo y no lo podemos entregar al primero que se presente” (El País, España), agregó el diplomático. Isea Bohórquez también afirmó que España “tiene sus competencias y nosotros las respetamos”. Puede, por ejemplo, retirarle la inmunidad, declararle persona non grata y expulsarlo. “Lo que no puede hacer”, subraya, “es decidir quién sea el embajador de Venezuela. Al embajador de (…) Venezuela lo nombra el Gobierno legítimo de Venezuela”.

En el siglo XX se dio el caso de la existencia de dos gobiernos de España, el gobierno de Francisco Franco (1939-75) y el gobierno de la Segunda República Española en el exilio, que mantuvo en el extranjero las instituciones republicanas surgidas de la Constitución de España de 1931, después de la victoria de las huestes franquistas en la guerra civil española (1936-9). La sede del gobierno en el exilio se ubicó primero en México después de concluida la guerra civil (1939); y el 8 de febrero de 1946 se trasladó a Francia. Dicho gobierno se auto disolvió en 1977, después de que se dieron a conocer los resultados de las elecciones generales celebradas en España el 15 de junio de 1977, sin reconocer a la monarquía instaurada en 1975, pero aceptando la validez de las elecciones y la democracia surgida de ellas. México y Yugoslavia mantuvieron el reconocimiento del gobierno en el exilio hasta 1977.

La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas establece: “(…) El Estado receptor podrá, en cualquier momento y sin tener que exponer los motivos de su decisión, comunicar al Estado acreditante que el jefe u otro miembro del personal diplomático de la misión es persona non grata, o que cualquier otro miembro del personal de la misión no es aceptable. El Estado acreditante retirará entonces a esa persona o pondrá término a sus funciones en la misión, según proceda. Toda persona podrá ser declarada non grata o no aceptable antes de su llegada al territorio del Estado receptor (…)”.

Como es del conocimiento público, el Gobierno de Guatemala también reconoció a Guaidó como legítimo gobernante de Venezuela. Habrá que ver qué pasa si se presenta la duplicidad de embajadores de Venezuela. ¿Quién decidirá la legitimidad de uno u otro? ¿El presidente Jimmy Morales o la Corte de Constitucionalidad?