Martes 23 DE Julio DE 2019
Opinión

Elecciones fraudulentas

La trampa limitando a posibles candidatos con órdenes de captura y creando problemas de inscripción a los nuevos partidos, hacen que las elecciones sean fraudulentas.

Fecha de publicación: 09-02-19
Por: Jaime Francisco Arimany Ruiz

No hay peor ciego, que el que no quiere ver. La mayor parte de nuestra población vive engañada por un sistema muy bien planificado, que se ha apoderado en gran parte del sistema Judicial y reflejado en las inoperantes actitudes de la autoridad encargada de poner el orden.

Un pueblo cuyos ciudadanos no tienen ni reciben educación enfocada hacia una actitud de respeto y preparación desde su hogar, comienza a cometer faltas, las cuales se van aceptando e incrementando con el paso del tiempo. Lamentablemente cuando no se da una educación y enseñanza desde la niñez, se refleja e inclusive se amplía hacia los otros estratos de la sociedad, llegando a influir en quienes son los encargados de ejercer la
autoridad.

En nuestro país el sistema Judicial ha sido dominado precisamente por una falta de enseñanza sobre el cumplimiento y respeto de los principios básicos que deben regir en nuestras vidas, los cuales se establecen y están sostenidos en las diferentes creencias religiosas. Son precisamente esos valores, los que se han reflejado en las Constituciones de todas las naciones, los cuales están contenidos en los diferentes códigos y escritos.

La falta de cumplimiento o la actuación en contra de los valores contenidos en las Constituciones y en las leyes que indican y protegen a los ciudadanos, señalan los derechos que tienen las diferentes situaciones y actividades, así como los límites y castigos por su incumplimiento.

La mayoría de la población guatemalteca ha vivido históricamente con una falta de preparación y desconocimiento de cómo lograr salir de la situación de pobreza en que ha vivido. Se puede hacer un resumen señalando que no se les ha preparado para tener una vida de progreso y creatividad, ya que el sistema de enseñanza es obsoleto y no adecuado para que sean ciudadanos del siglo veintiuno, independientes y responsables de sus obligaciones.

Todo ello se agrava con la intervención de políticos ambiciosos e irresponsables, muchas veces admirados por algunas acciones que han realizado, sin percatarse de que precisamente dichos regalos, hechos o leyes creados con buena intención son las que limitan el desarrollo personal y por ende del país.

Es terrible que falle el sistema Judicial, creado para mantener un sistema pacífico y de respetabilidad entre los ciudadanos y de estos con el Gobierno. En la actualidad se cometen faltas graves irrespetando las leyes basadas en la Constitución. Si bien es cierto existe una división de poderes, cuando uno de ellos falla y comete faltas y delitos señalados en la ley, es obligación de los otros el actuar inmediatamente y poner el orden.

Nos encontramos con un sistema que por los problemas surgidos en el pasado cambia las normas eleccionarias que se desarrollan cada cuatro años, las cuales sencillamente han sido establecidas sin tomar en cuenta todo lo ocurrido en el pasado. Aparece una gran cantidad de partidos políticos, los cuales prácticamente son eliminados de la contienda porque no se tomó en cuenta del conocimiento que tiene la población de los más antiguos, que han seguido gastando en publicidad durante los últimos años, mientras a los nuevos tienen limitado el tiempo a tres meses. Encima de ello, les limitan la cantidad de gastos de propaganda, sin tomar en cuenta los millones que han gastado los partidos antiguos.

La trampa limitando a posibles candidatos con órdenes de captura y creando problemas de inscripción a los nuevos partidos, hacen que las elecciones sean fraudulentas.