Jueves 19 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Política y diplomacia de canasto

Solo aplaudida en la Terminal y CACIF.

Fecha de publicación: 31-01-19
Por: Helmer Velásquez

 

Ese es el nivel de la administración política de este país. Así se atrasados estamos, y así nos lee el mundo. Lo de República Bananera se quedó pequeño. En otras materias: Gobernación, por ejemplo, tenemos un Ministro con vocación de mentir y escaso cacumen, su más reciente y sabiondo análisis, le llevó a concluir: que el último atentado con bomba a un bus urbano, fue un caso fortuito, pues, según él, explotar el artefacto no era la intención de la persona que lo portaba. Solo buscaba amedrentar. Brillante deducción criminológica del funcionario. Su raciocinio y conclusión, me trajo a la mente, “memorables” frases de su mentor: el bachiller Arzú. Es injusto que nos veamos tan chatos en el mundo, pero es la realidad. Administran la cosa pública, personajes, sin más brillo, que el diente de oro.

La diplomacia de canasto, coincide en nivel y aspiraciones, con la dirigencia de algunos sectores del Mercado la Terminal. Se trata de reducidos grupos, en el tomatero, el cebollero y otros. Estos mercaderes que al plantarse en calle, su consigna principal fue, saludar al Presidente porque “tuvo Huevos para expulsar a la CICIG”, ellos –los verduleros– argumentaron, tener suficientes, para apoyar a su cómico paladín. Similar postura asumió otro grupo de comerciantes: los aglutinados en CACIF, ofrendaron “desinteresado” apoyo a la diplomacia de canasto. No se refirieron a los huevos del Presidente, educados que son, esgrimieron retorcido argumento en defensa del Estado de derecho. Una bizarra perorata, con la cual pretendieron hacernos creer que el incumplimiento a las resoluciones del Constitucional, por Moralitos. Era ni más ni menos que un acto en defensa del Estado de derecho. Nadie medianamente instruido, tomó en serio tan vacuo desvarío. Algo, sin embargo, quedó claro: los mercaderes, versión Terminal o Cañada tienen en común, varias divisas: más vale chaquetazo a tiempo que años de servicio y que pisto es pisto y lo demás puro comunismo.

Para la dirigencia mercachifle, entonces, no obedecer al Constitucional, descargar iras sobre la ONU, desmantelar el apoyo policial a la justicia, pretender defenestrar Magistrados y Procurador de DH, son actos de liberalismo político y legalidad extrema. Falso. Estamos frente a una aberración que terminará por debilitar –aún más– al exhausto Estado que tenemos. Los “pírricos triunfos” del hoy serán la sepultura del viejo esquema de administración del poder político, en este país. Corresponde a los demócratas alzar la voz, movilizarse y botarlos en las urnas. A propósito: ¿alguien sabe algo del CSU y rectorado Usac?