Sábado 24 DE Agosto DE 2019
Opinión

Candidatas mujeres

Giro en la actitud tradicional conservadora nacional.

Fecha de publicación: 31-01-19
Por: Méndez Vides

 

La nueva contienda electoral es un misterio, porque la gente aún no sabe en realidad qué está ocurriendo, ni cuándo serán las elecciones. Hay candidatos que saltan de alegría porque a nivel nacional ya alcanzan alrededor del diez por ciento de intención de voto, bajando o subiendo, sin considerar que coinciden en señalar que seis de cada diez aún no tienen opción identificada, porque no les gusta ninguno de los muchísimos candidatos exhibidos en vitrina, o quieren analizar bien las opciones para no equivocarse, rechazando a los de siempre, y esperanzados en alguna sorpresa.

Tres mujeres son punteras al momento, lo que indica un giro en la actitud tradicional conservadora nacional, porque la ciudadanía espera oxígeno, y el género ya no parece influir tanto en los resultados. Se desea paz y actividad económica que traslade bienestar a la generalidad, sin importar los detalles.

Zury Ríos parece que pretende ofrecer encarar a la delincuencia, con la espada desenvainada, pero está teniendo problemas para inscribirse, en beneficio de las otras dos contendientes, que estarán celebrando.

Sandra Torres ya quedó inscrita, confiada en el respaldo del voto duro nacional, por la prebenda de la bolsa solidaria que sin ofrecer la gente espera en la rural, y que es la misma causa del más alto antivoto que podría bloquearla en el balotaje final en las ciudades. Torres revive la posibilidad del viejo “le toca” que ya nadie quiere, o garantiza el triunfo a cualquiera contra quien compita.

La tercera candidata es Thelma Aldana, la más reciente en anunciarse, con un partido nuevo, aún tierno, que por no tener líderes propios optó por entregar en bandeja frágil de cristal la opción, dispuestos al todo o nada, a sobrevivir o perecer en un juego de azar. La fama lograda al frente del Ministerio Público no parece que le será de mucha ayuda para impulsar su candidatura, porque no es lo mismo sentarse en el trono a reinar en paz, que ocupar el cargo de verdugo ante la horca. En ventas se sabe muy bien que un sabio auditor que controla gastos, difícilmente sería exitoso invirtiendo y gastando los recursos en mercadeo.

El anuncio reciente de su participación abrió la llave de las campañas negras, que empezaron a difundirse en contra de unos y otros, empobreciendo el evento. La ciudadanía ya está agotada de negativismo, y se desconfía de quienes hablan mal de los demás. Ya veremos qué rumbo toma la campaña. Pero si todo continúa como hasta ahora, quizá presenciemos el espectáculo de tres mujeres peleándose con tal de encabezar la preferencia, mientras los cangrejos del pelotón impedirán que uno se suelte, buscando todos dar la sorpresa.