Viernes 22 DE Noviembre DE 2019
Opinión

Una justicia decepcionante

Después de tantos años de lucha por el desarrollo de mi país, me vengo a encontrar con una sentencia con orden de arresto sin haber sido citado a juicio.

Fecha de publicación: 26-01-19
Por: Jaime Francisco Arimany Ruiz

A lo largo de los años me ha tocado vivir las diferentes experiencias que hemos tenido los guatemaltecos, entre ellas: tendría unos tres años cuando vivía a media cuadra de la Iglesia Santo Domingo, a pesar de mi corta edad, gozaba del paso de alegres desfiles militares adornados con la banda militar que recorría la 12 avenida. En 1944 subí a la terraza de la casa y me impresionó ver un desfile de personas con sacos negros, hoy sé que eran revolucionarios. En 1952, los capitalinos sufrimos el temor de la invasión de personas del interior apoyando al gobierno del Coronel Árbenz, ante la entrada del Ejército de Liberación.

En mi juventud fui el primer nadador guatemalteco en ganar a mexicanos y cubanos poniendo un récord nacional absoluto de México para 15 años o menos en 50 metros libres. En 1956, fundé el Club Barracuda que fue campeón nacional. Tuve los récords nacionales en 100, 200, 400 y 800 metros libres, ganando varias competencias en Centroamérica. En los Juegos Centroamericanos y del Caribe medalla de plata en relevo combinado 4×100.

Al estudiar en la Usac, integré por elección: la Junta Directiva de AEI, el Tribunal de Honor y presidí el primer Congreso.

Estudié mi maestría en la UFM, siendo luego catedrático. En tiempos del General Ríos Montt, motivado por el sistema de hombres libres, armé un grupo de escritores, logrando una columna en El Imparcial. En esa época invité a varios compañeros a formar la Cámara de la Libre Empresa, que inició actividades con un programas de debates en Canal 3, con la serie Libre para Elegir, participando personajes de toda ideología, moderando varios de ellos. En 1985-6 realizamos y dirigí tres debates presidenciales.

Ingresé y presidí la Asociación de Amigos del País, impulsando en dos años los programas PEBI, con 120 escuelas en fincas particulares y 8 mil alumnos; la Historia de Guatemala y la publicación del primer libro de tercer año de Ciencias Sociales. Ingresé a CONALFA representando al sector privado en CONALFA, teniendo ya 32 años en la lucha contra el analfabetismo.

Uno de los problemas que tienen los trabajadores es que muchos no tienen vivienda, por ello mi primer trabajo social fue proponer y construir en 1958 una colonia para los trabajadores en Jocotales, Guatemala y luego dos en El Cerinal, Santa Rosa. El alcalde al ver una escuela de primaria que construyeron mis extrabajadores con mi nombre, la sustituyó con otra con mi nombre, él ya había construida previamente una de párvulos.

Participé y presidí la Asociación de Generadores con Energía Renovables AGER. En una reunión de Centroamericanos en El Salvador propuse y se aceptó la Federación de Energía Renovable de Centro América, desde México hasta Colombia. Siendo el primer presidente, dando conferencias desde Houston hasta Río de Janeiro.

Después de tantos años de lucha por el desarrollo de mi país, me vengo a encontrar con una sentencia con orden de arresto sin haber sido citado a juicio, enterado por un chantajista. Ya tenemos la resolución del RIC de que hemos sido los legítimos propietarios de la propiedad que quiere robar el exdiputado, exalcalde de Escuintla, que ganó la reelección sin poder tomar posesión por su corrupción y ex secretario general de la UNE. Los jueces, dictaron sentencia sin la investigación judicial, cometiendo prevaricato. No han aceptado recibir el informe del RIC que llevaba el MP, exigiendo mi presencia en el juzgado, teniendo en la entrada a un policía con mi foto para arrestarme.