Lunes 3 DE Agosto DE 2020
Opinión

Izquierda o derecha

“No es importante se de izquierda o de derecha, lo importante es trabajar por el bienestar de los guatemaltecos”.

Fecha de publicación: 26-01-19
Por: Danilo Parrinello

 

Nuestros analistas políticos “a la tortrix”, en su afán de presentarse como muy sabios conocedores, muy “cool”, suelen decir que ya no hay que hablar de derecha ni de izquierda, dicen muy doctos que está pasado de moda. Indican que no hay que decir comunismo o comunistas que eso ha quedado solo en los libros de historia o en las cátedras. A estos analistas “progre” los invito a que averigüen qué régimen hay en Corea del Norte, en Cuba y en la misma China. Podrían enterarse hacia dónde caminan Venezuela, Nicaragua o Bolivia. Y aquí también deberían averiguar qué propician los partidos políticos: Convergencia, Maíz, URNG y ya no digamos MLP (Codeca).

Debemos entender que en Guatemala, no en la Cochinchina, ser de izquierda es estar en contra de la libertad de emprender; ellos quieren que si usted desea poner una tiendecita de barrio o un banco haya una ley que sea regulatoria, además que se tenga que cumplir con reglamentos, acuerdos y permisos de varios ministerios, direcciones etcétera, para que tal vez se le autorice. Están en contra de la propiedad privada, propician las invasiones de fincas y la destrucción de plantaciones, el robo de ganado, de cosechas e incluso el robo descarado de energía eléctrica. Son los que atacan, las hidroeléctricas y las minas, incendian y secuestran a quienes allí estén; han llegado al asesinato en tales hechos.

Los de izquierda están contra la libre emisión del pensamiento. Solo se puede opinar si apoya la revolución o el régimen, como sucede en Cuba, Venezuela o Nicaragua, como era en la Unión Soviética. Ser de izquierda es estar con la agenda LGBTI propiciada por la ONU, esa que va contra los valores cristianos, esos que han ido forjando a través de los siglos la civilización occidental. Esa agenda pretende olvidarse de la soberanía de los pueblos, de los símbolos patrios, despreciar nuestras tradiciones y nuestras leyes, incluso la Constitución Política, norma suprema del Estado.

Nuestros “analistas”, a esa gente no los llaman izquierdistas, ni socialistas menos comunistas, los llaman “progresistas”. Podría seguir con más ejemplos pero pasemos ahora a los derechistas a los conservadores.

En Guatemala los derechistas son los “fanáticos” que creen en la vida, la libertad y la propiedad privada. Anteponen la vida y la familia a cualquier otro interés sin admitir discusión. El derechista luchó, y lucha por la libertad. La libertad de emprender, la libertad de la emisión del pensamiento, la libertad de locomoción, de educación. De adorar a su Dios, el que sea, sin más limitaciones que la creencia del prójimo. Cree en la propiedad privada que son los derechos de los ciudadanos de poseer, disponer y dejar en herencia lo propio.

Nota política: Empezaron los jingles, de los partidos donde todos se presentan como la nueva opción, aunque estén llenos de tránsfugas de la vieja política. Más de lo mismo, solo cambia la musiquita. Ofrecen prosperidad, justicia y la felicidad para todos. Los punteros, si hay elecciones, son Sandra Torres, Luis Velásquez Quiroa y Zury Ríos. Saludos a mi “Wachalal Pur Utz”.

P.S. Liberen a Max Quirin y Juan Chiroy.